Pasaron a disponibilidad a dos jefes policiales mientras los investigan por coimas

Otro escándalo sacude a la Policía de Villa Mercedes. Ahora dos altos jefes policiales fueron pasados a disponibilidad mientras son investigados por un presunto pedido de coimas en un confuso episodio en el que se habrían hecho pasar por policías federales para proponerle un arreglo a un hombre para que no le armen una causa.

 

 

Fuentes judiciales confirmaron que los pasados a disponibilidad son el jefe de la Brigada de Investigaciones, Hugo Velásquez, que tiene la jerarquía de oficial principal, y el jefe de la División Homicidios, Germán Gómez, que ostenta la misma jerarquía.

 

 

Es el segundo escándalo tiene como blanco la Brigada de Investigaciones: el año pasado casi toda la plana de la esa división fue detenida y procesada por la Justicia Federal por secuestrar y torturar a un vendedor de drogas para que confesara dónde guardaba los estupefacientes para luego comercializarlos.

 

 

En el caso que se investiga ahora, el denunciante es un vecino de Villa Mercedes, Rudy Oviedo, de 39 años, quien denunció en la sede de la subdelegación de la Policía Federal que dos efectivos de esa fuerza fueron a su casa en la noche del 5 de abril para proponerle un arreglo para desvincularlo de una supuesta causa por robo en la que estaría involucrado Oviedo.

 

 

Fueron los federales los que identificaron a sus pares provinciales y determinaron que eran agentes de la Policía puntana.

 

 

Oviedo hizo una presentación en la Fiscalía de turno. Lo mismo hicieron Velásquez y Gómez: hicieron una contradenuncia y aseguraron que Oviedo es objeto de una investigación por un delito.

 

 

La decisión de separar a los sospechosos de las filas de la fuerza la tomó el jefe de la institución, Juan Páez.