Patricia Bullrich apuntó contra Juan Grabois, referente de la CTEP

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lanzó una temeraria acusación contra algunos dirigentes de movimientos sociales al responsabilizarlos de un supuesto plan desestabilizador previsto para diciembre próximo. La funcionaria señaló, durante una entrevista televisiva, como posibles encargados de llevar adelante ese plan maléfico a Hebe de Bonafini, Hugo Moyano y Juan Grabois. Este último, referente de la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), aseguró que si bien los dichos de la ministra expresan “perversidad” y “desequilibrio” también advirtió el peligro que representan porque consideró que “construye un enemigo interno” y lo hace la responsable de la seguridad interior del país.

Durante una entrevista la ministra reconoció la crisis económica que vive el país pero eso le fue útil para explayarse sobre lo que definió como un plan para desestabilizar al Gobierno nacional durante las próximas fiestas de fin de año. “Hoy se está montando sobre la hipótesis diciembre. Como de alguna manera la situación que esperaron, que era una explosión económica… si bien la situación está difícil y todos lo sabemos, está todo mucho más calmo, no pasó lo que algunos esperaban que pasara. Ahora están construyendo la hipótesis diciembre: la incertidumbre, la idea de que todo va a explotar, que la gente va a hacer saqueos”, lanzó la ministra describiendo con alguna dificultad su teoría conspirativa. Cuando le preguntaron sobre la identidad de esos conspiradores, Bullrich no tuvo empacho de señalar a la titular de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, al líder camionero y a Grabois. “Se ordenan ¿no? Desde Hebe de Bonafini, hasta Moyano, hasta los movimientos sociales y la Cámpora que no sé como hacen todos los días en la calle. ¿Cómo hace una persona para estar todos los días en la calle?”, se preguntó. Las preguntas que se hizo la ministra no terminaron allí: “¿Qué hace Grabois? No hace nada más que estar en la calle todo el día. Yo la verdad que no puedo concebir esta idea de decir ‘yo me pongo acá y trabo esto y es toda mi vida, hago todos los días lo mismo y quiero que cambie algo haciendo todos los días lo mismo’”, dijo.

Consultado al respecto, el referente de la CTEP no dudó en considerar que esos dichos corresponden a una persona que “además de un nivel de perversidad, tiene un desequilibrio en su percepción de la realidad”, dijo.

El dirigente reconoció también que los dichos de Bullrich generaron “preocupación” porque estas declaraciones “no son elaboradas únicamente por una mente perturbada sino que hay una serie de hechos que se van concatenando para construir un enemigo interno”.

En ese sentido, Grabois señaló que “acá tenemos una persona que es quien dirige las fuerzas de seguridad y que señala con nombre y apellido a ciertas personas y eso es marcarlos, para que después sean objeto de reprimendas por parte de las fuerzas de seguridad”, indicó. Por lo tanto, el dirigente social advirtió que las declaraciones de la ministra Bullrich “nos pone en una situación de riesgo. No me sienta muy bien que la persona que maneja las fuerzas me señale como un artífice de golpe de estado en diciembre”.

La ministra reconoció que está trabajando en “desarmar” este plan desestabilizador. No dio pistas de cuál es el trabajo que realiza y sólo reconoció que el Gobierno bautizó a este intento opositor como “hipótesis diciembre”. Sin embargo, Bullrich tuvo algunas contradicciones durante sus temerarias declaraciones cuando dijo que lo que este sector de la oposición pretende es “arrancar la campaña con eso”.

Los dichos de Bullrich merecieron el repudio del triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, quien aseguró a través de su cuenta personal en Twitter que “las acusaciones que Bullrich formula sobre Grabois y los compañeros de la economía popular como también la embestida al gremio de Camioneros constituyen una amenaza y desnudan rasgos autoritarios de la Casa Rosada”.