“Pensé que estaba muerto”: brutal pelea a la salida de un boliche

El barrio porteño de San Telmo volvió a amanecer siendo escenario de un episodio violento, cuando a la salida de un boliche un grupo de jóvenes se enfrentaron en una batalla campal. ¿El saldo de la gresca? Dos de ellos quedaron inconscientes y tendidos en plena calle. La brutal trifulca fue grabada por vecinos de la tradicional comuna de la Ciudad de Buenos Aires, quienes compartieron las imágenes en redes sociales y demandaron más protección a las fuerzas policiales.

El episodio comenzó poco antes de las 7 de la mañana en la esquina de Chacabuco y Estados Unidos, cuando un grupo de jóvenes salió de un local bailable ubicado en la cuadra y, según contaron los testigos, comenzaron a atacar a otro grupo menor en número.

Las imágenes publicadas en  Twitter dan muestra de un grupo de muchachos, intoxicados, protagonizando una feroz pelea. Entre golpes y patadas, dos de los involucrados terminaron tendidos en la vía pública. El momento más impactante de la contienda fue cuando un joven de camisa se aprovechó de otro de remera blanca que estaba tirado en la vereda, indefenso, y le dio una patada en la cabeza que lo dejó inmóvil.

“Yo pensé que estaba muerto”, confesó Caro Bernal, la “streamer” de 21 años que grabó el incidente, en diálogo con C5N. La joven detalló la escena que se observa en el video, resaltando la falta de respuesta de los agentes de policía ubicados a pocos metros del feroz enfrentamiento: “La policía estaba a mitad de cuadra, siempre viendo toda la situación, y no hizo nada. En el video entero se ve como roban un celular antes de pegarle al chico, y la policía se para al lado del chico inconsciente y no hace nada”.

Bernal, vecina de la zona, agregó que no es el primer caso de peleas iniciadas “por el afán de salir borracho del boliche y querer agarrarse a las piñas” que ella presencia; de hecho, ni siquiera fue el único que vio esa mañana: “Mientras estaba pasando esta pelea acá, en paralelo, en la esquina de allá escucho un botellazo, un pibe que se está sacando la remera y a los cinco minutos uno con la nariz sangrado caminando por acá”, agregó la joven.

Luego del violento enfrentamiento, el grupo se dispersó y llegaron los patrulleros. La Policía de la Ciudad constató la presencia de cuatro jóvenes con heridas –tres muchachos y una mujer–, quienes presentaban contusiones y traumatismos varios. Si bien arribó personal del SAME, de milagro no debió trasladar a nadie a ningún centro asistencial, aunque otros en evidente estado etílico se negaron a ser asistidos. La Fiscalía de turno dispuso identificar a los atacantes, quienes se fugaron de la escena.

Fuente: Crónica