Perú: danza de nombres para el gabinete de Pedro Castillo

El maestro rural y sindicalista pasó la mayor parte de su primer día como presidente electo armando su gabinete ministerial.

“La responsabilidad no es solo del gobierno, es de todos los peruanos”, dijo este martes el profesor Pedro Castillo en sus primeras declaraciones a la prensa luego de su proclamación como presidente electo en la noche del lunes. Pidió “tranquilidad” al “pueblo peruano” y “a los empresarios”. “Estamos haciendo una convocatoria a todos los técnicos y a las personas más comprometidas con el país. Estamos estructurando un equipo de trabajo. Todos los espacios sociales son bienvenidos, todos van a tener oportunidad”, señaló el presidente electo en breves declaraciones a la prensa. Destacó que en medio de la pandemia que tiene al Perú como el país con la mayor tasa de mortalidad en el mundo lo “más importante” es la salud. El maestro rural y sindicalista que la próxima semana asumirá la presidencia del país pasó la mayor parte de su primer día como presidente electo reunido con sus principales colaboradores terminando de armar su gabinete ministerial. Tuvo una reunión en el sindicato de trabajadores mineros.

Los reclamos sin fundamento de la derrotada Keiko Fujimori para buscar anular votos de Castillo para intentar voltear el resultado electoral fracasaron, pero han demorado semanas la proclamación del presidente electo, lo que afecta seriamente el proceso de transferencia de gobierno, que usualmente toma un mes o más y que en esta ocasión apenas tendrá ocho días. Esto complicará los inicios del nuevo gobierno. El presidente Francisco Sagasti llamó por teléfono a Castillo para felicitarlo e invitarlo a Palacio de Gobierno para ver los temas relacionados a la transferencia. “Tuvimos un diálogo muy cordial”, reveló Sagasti.

Desafíos

Castillo deberá enfrentar un escenario complicado. Asumirá en medio de una masiva campaña de la derecha para desacreditarlo y buscar restarle legitimidad a su triunfo. Deberá enfrentar las maniobras desestabilizadoras del fujimorismo y de sus aliados de la extrema derecha, que estas últimas semanas han venido buscando un golpe para evitar que asuma la presidencia. Quedan pocas dudas que la estrategia de esa derecha será boicotear al nuevo gobierno de izquierda para buscar su caída.

El primer reto de Castillo será hacerle frente a esas maniobras desestabilizadoras y golpistas y darle estabilidad a su gobierno. Algo que deberá hacer con un Congreso en el que no tiene mayoría y con una prensa hostil. Sus otros grandes retos para el inicio de su gestión serán la vacunación contra el coronavirus, que ya ha tomado buen ritmo, enfrentar una posible nueva ola de la pandemia con un sistema de salud precario que tendrá que mejorar aceleradamente y trabajar por una reactivación económica y la recuperación del empleo, muy afectados por la pandemia. Satisfacer las demandas de cambio y mejora de los sectores populares debe ser la principal tarea de su gobierno. Salud, educación y agricultura serán los sectores priorizados por su gestión, según ha anunciado Castillo.

Han circulado varios nombres para la jefatura del gabinete ministerial, entre ellos el de Dina Boluarte, vicepresidenta de Castillo. Quién ocupará este cargo sigue siendo una incógnita en medio del hermetismo sobre el tema en el equipo de Castillo.

Economía

Para el Ministerio de Economía se vocea como la primera opción al economista Pedro Francke, quien fue jefe del equipo económico de la excandidata presidencial Verónika Mendoza, de la coalición progresista Juntos por el Perú. Francke se incorporó como asesor de Castillo para la segunda vuelta de las elecciones luego de un pacto entre Juntos por el Perú y Perú Libre, el partido por el que postuló Castillo. En estas últimas semanas se ha convertido en una de las personas más cercanas al presidente electo y ha venido reuniéndose con empresarios y representantes de organismos financieros. Ha descartado  estatizaciones, y ha anunciado que se renegociará con las transnacionales mineras para un aumento de impuestos.

Salud

Otra de las personas muy cercanas a Castillo en estas últimas semanas es el médico y excongresista Hernando Cevallos, considerado casi seguro próximo ministro de Salud, cargo clave en esta coyuntura. Cevallos, quien fue elegido legislador en 2016 por el izquierdista Frente Amplio, ha trabajo en la salud pública y ha sido dirigente sindical. Ha señalado que la prioridad del nuevo gobierno debe ser aumentar la inversión en salud y asegurar la vacunación de toda la población para fin de año.

Educación y diplomacia

En el Ministerio de Educación, un sector de especial interés para el profesor Castillo, asumiría el reconocido maestro Juan Cadillo, profesor, como Castillo, de una pequeña escuela primaria pública del interior del país. Por su labor docente, Cadillo ha recibido premios a nivel nacional e internacional. En 2017 fue elegido como uno de los 50 mejores profesores del mundo por The Global Teacher Prize.

Para Relaciones Exteriores suenan los nombres de los embajadores Manuel Rodríguez Cuadros y Harold Forsyth. Rodríguez Cuadros fue canciller en el gobierno de Alejandro Toledo. Forsyth fue hasta hace unas semanas embajador en Japón, antes lo fue en Estados Unidos. Es padre del excandidato presidencial George Forsyth, un exfutbolista que postuló en estas últimas elecciones al frente de una agrupación de centroderecha. Para el gobierno de Castillo la prioridad en la política exterior será la apuesta por la integración latinoamericana.

PAGINA 12

× ¿Te ayudamos?