Pese a la ruptura del PJ, Cambiemos se encamina a sancionar el Presupuesto

El oficialismo se encamina a sancionar hoy el Presupuesto 2019, un proyecto controvertido después de los incidentes en la sesión de Diputados y las advertencias del peronismo combativo respecto de un plan de gastos “hecho a la medida del FMI”. Para el quórum no afectará ni siquiera la ruptura en el bloque del PJ que conduce Miguel Pichetto.

Cambiemos definió tratar el proyecto en una sesión especial, lo que significa que no va a poder discutirse ningún expediente que impulse la oposición, como el intento de restituir el Fondo Sojero que el presidente Mauricio Macri dio de baja en agosto.

Por eso, también se tratarán un conjunto de leyes económicas como la modificación de los impuestos a Ganancias y Bienes Personales (este último, una concesión que Cambiemos le hizo a Pichetto), y la ratificación de la adenda al consenso fiscal firmado por 18 gobernadores.

El interbloque del oficialismo, que conduce el radical Luis Naidenoff, confía en obtener los votos necesarios de una parte del PJ, que conduce Pichetto, y de partidos provinciales, aunque Pino Solanas haya congregado a distintas líneas del peronismo para trazar una estrategia común.

La titular del Senado, Gabriela Michetti, convocó para las 14.

En las inmediaciones del Congreso se instalarán vallados especiales que limitarán la circulación en las calles aledañas para impedir que se acerquen los manifestantes que participen de las protestas.

El Presupuesto contempla una inflación interanual promedio del 23% y una caída de la economía del 0,5%, y destina más del 70% de los recursos al gasto de jubilaciones, salud y planes sociales.