Piden a la Justicia que corrobore la calidad de agua que ingresa a las plantas potabilizadoras

La Municipalidad de San Luis realizó una presentación judicial para que se realicen pericias en el acueducto que provee agua cruda a las plantas potabilizadoras de la ciudad y se pueda determinar así si posee la calidad y cantidad requerida para abastecer a los habitantes de la capital.

En conferencia de prensa, el secretario de Gobierno de la comuna, Francisco Petrino, y el Asesor Letrado, Ignacio Campos, explicaron que el pedido de recolección de pruebas apunta a “evacuar” dudas sobre las características del líquido que llega hasta las plantas potabilizadoras de la ciudad.

“Las plantas fueron diseñadas para potabilizar y procesar el agua del dique La Florida. Cuando, en épocas de alto consumo, la Provincia inyecta agua de Río Grande o Cruz de Piedra es lo que imposibilita el normal funcionamiento de las plantas”, indicó Petrino.

El funcionario afirmó que cada vez que reclaman por esta situación a San Luis Agua, “lo que ellos manifiestan es que la responsabilidad del proceso de potabilización es de la Municipalidad, pero ellos tienen la obligación de proveer el agua cruda según lo que establecen las normativas vigentes y eso no se está cumpliendo”.

Campos, por su parte, agregó que “las necesidades de agua en cantidad y calidad que la ciudad requiere no están siendo satisfechas por la provincia”.

El abogado explicó que “el acueducto La Florida, único reservorio apto para consumo humano, fue construido hace muchísimos años; ese acueducto abastece a San Luis, Juana Koslay y La Punta, y el requerimiento de agua va a continuar en aumento; ese acueducto no puede transportar la cantidad de agua que las tres ciudades necesitan”.

“El gobierno conectó, para ayudar, al caudal de agua el reservorio Esteban Agüero, que no tiene agua apta para el consumo humano, porque no fue construido para eso. Y además la toma de agua está en la base, en el fondo del lago. Esto genera que no solo en épocas de crecida se transporte con mala calidad, sino que siempre arrastra minerales que no son aptos para el consumo humano”, profundizó Campos.

El letrado señaló que la Provincia tenía dos opciones para solucionar el problema: o construir un segundo acueducto para el dique La Florida; o cambiar de lugar la toma de agua del dique Esteban Agüero. Ninguna de las dos acciones se realizó hasta el momento.

Campos explicó que el pedido a la justicia es para “producción y medidas de prueba de manera anticipada, a los fines de colectar elementos de prueba y, en función de ello, iniciar la o las acciones que resulten necesarias”

Entre las medidas solicitadas, la Municipalidad requirió una inspección ocular al acueducto que va del dique La Florida a Los Puquios. “Esto es para constatar cuál es el elemento que genera que salgan del dique 900 litros por segundo y lleguen a Los Puquios 600 litros por segundo. O el acueducto está roto o hay conexiones clandestinas”, indicó el abogado.

También pidió que se tomen muestras del agua que llega del dique Esteban Agüero al acueducto La Florida y en los ingresos a las plantas potabilizadoras de la ciudad, para conocer no sólo la calidad sino también la cantidad de agua.

Son pericias hidráulicas, químicas y bioquímicas, además de la inspección ocular, que permitirá a la Comuna “a través de una acción preventiva de daños, lograr que se provea agua en cantidad y calidad; y también determinar qué cantidad de agua nos provee el Gobierno y qué cantidad nos están cobrando: San Luis Agua nos cobra 1400 litros por segundo pero hemos constatado que ingresan no más de 900 litros por segundo”, cerró Campos.

× ¿Te ayudamos?