Piden la reincorporación de los trabajadores echados de Aiello por quejarse del horario de trabajo

La CTA Autónoma de San Luis emitió un comunicado para solidarizarse con los trabajadores que fueron despedidos de Supermercados Aiello por quejarse en las redes sociales de los horarios de trabajo dispuestos por la empresa para el 24 y el 31 de diciembre.

En los días previos a Navidad, Aiello comunicó a sus más de 300 empleados que las puertas de todas las sucursales cerrarían a las 20.00, pese a que la mayoría de los comercios de la provincia había acordado no extender el horario de atención más allá de las 18.00.

En páginas de Facebook, los trabajadores cuestionaron la decisión de la cadena supermercadista. Como respuesta, recibieron la recisión de su relación laboral con la empresa. Los despedidos llevaban hasta 10 años como empleados.

“Como siempre, el hilo se corta por lo más delgado. Aiello decidió dar una lección disciplinadora y ha despedido a cuatro trabajadores, acusados de haber hecho pública una comunicación interna”, lamentó la central obrera en su comunicado.

Y señaló: “Desde esta central, damos nuestro apoyo y solidaridad para con estos trabajadores y exigimos a Aiello la inmediata reincorporación a sus puestos de trabajo”.

Con el horario de cierre tan cerca de la noche, muchos de los empleados terminaron sus tareas cerca de las 22.00, sin demasiado tiempo para planificar la cena o una reunión familiar. “Todos tenemos derecho a reunirnos con nuestra familia para las fiestas. No permitiremos que nos vulneren ni un derecho más”, sentencia la nota firmada por la Comisión Ejecutiva de la CTA Autónoma de San Luis.

Piden la reincorporación de los trabajadores echados de Aiello por quejarse del horario de trabajo

La CTA Autónoma de San Luis emitió un comunicado para solidarizarse con los trabajadores que fueron despedidos de Supermercados Aiello por quejarse en las redes sociales de los horarios de trabajo dispuestos por la empresa para el 24 y el 31 de diciembre.

En los días previos a Navidad, Aiello comunicó a sus más de 300 empleados que las puertas de todas las sucursales cerrarían a las 20.00, pese a que la mayoría de los comercios de la provincia había acordado no extender el horario de atención más allá de las 18.00.

En páginas de Facebook, los trabajadores cuestionaron la decisión de la cadena supermercadista. Como respuesta, recibieron la recisión de su relación laboral con la empresa. Los despedidos llevaban hasta 10 años como empleados.

“Como siempre, el hilo se corta por lo más delgado. Aiello decidió dar una lección disciplinadora y ha despedido a cuatro trabajadores, acusados de haber hecho pública una comunicación interna”, lamentó la central obrera en su comunicado.

Y señaló: “Desde esta central, damos nuestro apoyo y solidaridad para con estos trabajadores y exigimos a Aiello la inmediata reincorporación a sus puestos de trabajo”.

Con el horario de cierre tan cerca de la noche, muchos de los empleados terminaron sus tareas cerca de las 22.00, sin demasiado tiempo para planificar la cena o una reunión familiar. “Todos tenemos derecho a reunirnos con nuestra familia para las fiestas. No permitiremos que nos vulneren ni un derecho más”, sentencia la nota firmada por la Comisión Ejecutiva de la CTA Autónoma de San Luis.