Piden perpetua para dos mujeres imputadas por el homicidio de un bebé

Una mujer de 63 años y su hija de 23 comenzaron a ser juzgadas este lunes como presuntas responsables de la muerte de un bebé, hijo de la imputada más joven. Están acusadas como co-autoras del delito de “homicidio calificado por el vínculo”. El debate oral lo desarrolla la Cámara Penal N°1 de la ciudad de San Luis.

Las imputadas llegan al juicio con un pedido de condena a prisión perpetua por parte de la Fiscalía de Instrucción.

Las acusadas son Roxana Zingman y su hija Romina Cecilia Jaime. El hecho que se les imputa ocurrió el 18 de julio de 2019 en el Hospital del Sur. Cuando el tribunal les preguntó si iban a declarar ambas contestaron que no.

En la causa se espera que declaren 24 testigos. La audiencia continuará este martes a las 9:30 horas.

De acuerdo a la acusación fiscal, el 18 de julio entre las 14.00 y las 17.00, Romina llegó hasta el ingreso del centro de salud acompañada por su madre e informó al personal administrativo de Admisión que sufría, desde las 2 de la mañana, un fuerte dolor abdominal con hemorragia ginecológica. Allí les indicaron a qué sector de la guardia debían dirigirse.

Minutos después, Zingman preguntó a las empleadas donde quedaba el baño porque su hija debía ir. De acuerdo a la investigación, Romina presuntamente tuvo al bebé allí y se lo entregó a su madre envuelto en una campera.

Jaime fue derivada a la Maternidad Teresita Baigorria por un diagnóstico de ginecorragia o metrorragia (sangrado agudo por vagina), y mientras esperaban la ambulancia del SEMPRO, testigos coincidieron en que la madre de Romina pidió una bolsa y que allí guardó una campera ensangrentada.

“Luego de unos minutos se hace presente el servicio de traslado, que en ese momento los encargados del traslado le piden a Zigman que dejara la bolsa que tenía consigo, procediendo la procesada a  descartarla en uno de los cestos de basura del establecimiento”, dice un fragmento de la acusación fiscal.

Y añade: “Posteriormente, se recepciona comunicación de la Maternidad Teresita  Baigorria,    por parte de la Dra. Geordan, quien avisa que la paciente Jaime había dado a luz en las   instalaciones del lugar de derivación, en un baño y había  arrojado  al  niño  a  un  cesto  de  basura, por lo que de inmediato se dio la orden  de  buscar  en  los  residuos  del  nosocomio,  habiendo encontrado en el sector destinado  para  los  residuos  patológicos  al  niño  sin  vida  que había dado a luz”.

El informe forense determinó que la muerte del bebé se produjo por asfixia mecánica a los pocos minutos de haber nacido, no había signos de bronco  aspiración; se obstruyeron las vías   respiratorias   (nariz,   boca   y   árbol pulmonar integrado por bronquios y bronqueolos) y esto no permitió que el oxigeno ingrese a los pulmones.

La autopsia también reveló el bebé nació a término,  por parto natural, que respiró y que su peso y talla era acorde al tiempo gestacional de 40 semanas.

La primera audiencia del debate se realizó de manera virtual, con la declaración testimonial de cuatro trabajadoras del hospital. Cómo las dos salas de debate oral estaban ocupadas –en una estaba trabajando la Cámara 2 y en la otra el Juzgado de Sentencia-, el tribunal decidió realizar el juicio desde las instalaciones de la Cámara 1.

Por este motivo, en el despacho de Presidencia estaba la jueza Silvia Inés Aizpeolea y los magistrados José Luis Flores y Jorge Sabaini Zapata; y en el despacho de Secretaria de Cámara (oficina de Natalia Lazarte), los testigos citados para este lunes.

Desde el Servicio Penitenciario se conectaron las imputadas, mientras que hicieron lo propio desde sus lugares de trabajo la Fiscal de Cámara, Virginia Palacio, y el abogado defensor de las acusadas, Héctor Zavala.

× Whatsapp