Piden preventiva para el sujeto que asesinó a su hermano, a su hija y a su madre

La fiscal María Belén Baños, a cargo de la investigación contra Pablo Damián Grottini, el hombre de 41 años sospechado de haber matado a su hermano, su hija y su madre, pidió este jueves la prisión preventiva del imputado. Además, descubrieron que en 2019 mató a una perra con una inyección.

Baños consideró claves las declaraciones de los testigos y el análisis de la computadora del acusado, donde se detectó que buscó en Google “qué pasa si inyecto aire en las venas” o “cuánto después de introducir aire se produce el infarto”, entre otras cuestiones.

Lo acusan de haber matado a una perra

Además de estar acusado por el triple crimen de sus familiares, la fiscal le sumó el delito de “daño”, debido a que un testigo declaró que dos días después de la muerte de su hermano, en 2019, vio a Grottini inyectarle una sustancia a una perra dentro de su casa. Luego de esto, le dijo: “Esta no aúlla más”.

El juez de Garantías de San Nicolás, Román Parodi, deberá resolver la próxima semana la situación procesal del imputado.

Por otro lado, Grottini será sometido en dos semanas a un examen psiquiátrico, que estará dividido en varias entrevistas. El martes, el acusado pidió ampliar su declaración indagatoria ante la fiscal Baños, pero se negó a responder preguntas.

En la exposición, desmintió los testimonios de algunos enfermeros de los hospitales en los que estaban internados sus familiares. Asimismo, justificó el historial de sus búsquedas en Internet, diciendo que las realizó con intención de suicidarse.

Cómo comenzó a ser investigado

La detención de Grottini se produjo a finales de abril tras la muerte de su mamá, que estaba internada en el Hospital San Felipe.

De acuerdo con lo comentado por los doctores, la mujer “estaba lo más bien y se murió, de la nada”. El personal de enfermería fue el que se percató de que pasó algo extraño y que Grottini había estado cuidando de ella durante los últimos días.

Días atrás, el propio acusado les había dicho que había un problema con la vía intravenosa con la que le pasaban el suero a su madre.

En ese momento, la enfermera notó que estaba pinchada de lado a lado y observó que el líquido chorreaba por un agujero que le habían hecho. Al día siguiente, el enfermero del turno mañana vio exactamente lo mismo.

En la habitación, además, encontraron drogas psicotrópicas con efectos sedantes. Ese medicamento no pertenecía a los registrados en el hospital, lo que depositó las sospechas en el hijo de la mujer fallecida.

Luego de imputarlo, en la Fiscalía notaron que el acusado había tenido bajo sus cuidados en internación a otras dos personas que fallecieron en circunstancias idénticas: su hija de 10 años con discapacidad, en julio de 2021; y su hermano, en julio de 2019.

Por este motivo, decidieron acusarlo por triple homicidio, debido a que la sospecha es que a los tres familiares les habría aplicado la misma droga para provocar su muerte. 

Fuente: EL ONCE