Piden que se prohíba dolarizar alquileres

Los contratos de alquiler deberán establecerse en pesos y perderán validez si se firman en dólares. Así lo plantea un proyecto de ley que llegó al Congreso y que propone sumar esta cláusula al Código Civil y Comercial. La dolarización es común en el mercado de compra venta, pero comenzó a ganar terreno en los últimos años en materia de alquileres. Uno de cada cinco inmuebles publicados en la plataforma Mercado Libre Inmuebles están en moneda extranjera, un 25 por ciento más que hace un año.

El proyecto de ley fue presentado en la Cámara de Diputados por el legislador nacional Federico Fagioli, del Frente de Todos, e impulsado desde la Federación de Inquilinos. Busca modificar la ley 27.551 del Código Civil y Comercial, más conocida como la “nueva ley de alquileres”, debido a que se cambió en junio de este año, estableciendo contratos más extensos y aumentos anuales.

El proyecto plantea incorporar lo siguiente: “Artículo 16 bis.- En todos los supuestos, los alquileres se establecerán en moneda de curso legal al momento de concertarse. Será nula, sin perjuicio de la validez del contrato, la cláusula por la cual se convenga el pago en moneda que no tenga curso legal. En este caso, el precio quedará sujeto a determinación judicial”.

En la actualidad, el artículo 16 establece que los contratos de locación deben ser declarados ante la AFIP para que queden registrados. Cualquiera de las partes puede informar la existencia del contrato. Este es uno de los puntos que todavía no fue reglamentado tras la sanción de la ley y todavía no está lista la plataforma para poder realizar este requerimiento.

En los fundamentos se establece que la redacción del artículo surge de la ley 23.091 del expresidente Ricardo Alfonsín. “La cultura del dólar sigue predominando en la libertad para hacer negocios privados, a costa de sacrificar ahorros en los mejores casos o endeudar cada vez más a las familias”, se agrega en los fundamentos. 

Dolarización

“Comienza a ser más frecuente la exigencia a los inquilinos de firmar contratos en dólares”, indicaron desde la Federación de Inquilinos. “Esto genera consecuencias gravísimas en el acceso a la vivienda”, agregaron en un comunicado. Gervasio Muñoz, presidente de la agrupación, aseguró que se trata de una medida que es “impostergable y fundamental”.

El mercado inmobiliario de compra venta se encuentra dolarizado desde la última dictadura militar. Sin embargo, en los últimos años comenzó a ganar terreno en los alquileres. A partir de la corrida cambiaria de 2018, era muy común que se solicitara dejar el depósito en dólares, por ejemplo.

En la actualidad, es habitual encontrar en las plataformas de búsqueda de alquileres contratos en dólares. Desde el sector inmobiliario explicaron a este diario que esto era frecuente en los casos de alquileres comerciales, como oficinas o locales. Allí se establece que a principios de mes se pague en pesos al tipo de cambio vendedor minorista del Banco Nación. En otros casos, parte en dólar billete y parte convertido a pesos al dólar blue. “Hay mucha variedad”, indicó una fuente del sector.

La novedad tiene que ver con los contratos residenciales en dólares. En Mercado Libre Inmuebles, un departamento de 2 ambientes en la zona de Belgrano está publicado a 700 dólares por mes. Lo más habitual es que eso se convierta al tipo de cambio del Banco Nación o que varíe como un promedio entre el dólar oficial y el blue, o directamente como el dólar paralelo. Esto presenta una desventaja para al inquilino, que en caso de haber una devaluación, percibe un salto en el alquiler mensual, y no así en su salario, en pesos. Mientras que el propietario mantiene dolarizada la rentabilidad, más allá de que el tipo de cambio quede retrasado. En algunos casos donde los contratos de vivienda se firman en dólares, no se aplica el ajuste anual que plantea la nueva ley, dado que ya se va actualizando mes a mes.

Donde llegó la dolarización es en los alquileres de verano, como quintas, casas de countries o departamentos en ciudades turísticas. Allí lo que se solicita directamente es el pago en dólar billete. Lo mismo ocurre a través de la plataforma de alquileres temporales Airbnb, que sacó el peso de su sitio web. 

Fuente: Página|12

× ¿Te ayudamos?