Pimientos rellenos para un delicioso almuerzo

Los pimientos rellenos serán ese plato sencillo y fácil de cocinar que se transformará en algo extraordinario. Una manera de disfrutar de unos ingredientes al alcance de la mano que seguramente tengas en casa, de una forma distinta.

Los pimientos y el arroz se amalgamarán en una unión perfecta y nos permitirán tener una receta especial que podemos hacer en cualquier momento. Aprende a preparar estos pimientos rellenos del mejor arroz para darte un capricho especial.

Ingredientes

  • 6 pimientos de asar
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 60 gr de calabaza
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr de pechuga de pollo en dados pequeños
  • 250 gr de arroz
  • Aceite a gusto
  • Sal a gusto

Preparación

  1. Lavar bien los pimientos y cortar la parte del rabo. Con cuidado sacar las semillas y dejar el pimiento preparado para ser el recipiente y la tapadera de nuestro arroz especial.
  2. En una sartén poner un poco de aceite. Empezar por el ingrediente que más tarda en hacerse, las pechugas en dados pequeños. Dorar bien las pechugas y reservar. En la misma sartén para aprovechar los jugos del pollo poner la cebolla cortada en trozos pequeños.
  3. Una vez que la cebolla empiece a coger color, añadir los ajos y la calabaza. La calabaza debe estar bien triturada, puedes rallarla para que todos los trozos tengan el mismo tamaño y se cocine más rápidamente. Estas verduras serán la base principal del arroz, su misión es dar sabor, pero también aportar ese toque de color.
  4. Cuando este sofrito de las verduras esté preparado, puedes volver a poner la carne de pollo. Incorporar también el tomate troceado finalmente para que se mezcle con el resto de los ingredientes. Rectificar de sal y pimienta para que quede perfecto.
  5. Incorporar el arroz para que se cocine un poco con el jugo del resto de los ingredientes. Le das unas cuantas vueltas en la sartén, para que el arroz incorpore todos los sabores. Es el momento de poner en relleno en los pimientos. Con cuidado ve rellenando cada uno de los pimientos.
  6. Para que queden más tiernos, puedes ponerlos unos 7 minutos en el microondas. Perderán esa rigidez inicial y podrán ir al horno con parte del trabajo hecho. También puedes colocarlo directamente en el horno, tardará un poco más, pero quedará igual bien.
  7. Colocar los pimientos en el horno durante unos 20 minutos y estarán listos para servirse.

Fuente: MDZ