Pitana, el argentino que clasificó a cuartos de final

El árbitro misionero Néstor Pitana es el único argentino que sigue avanzando en la Copa del Mundo. La FIFA lo designó para arbitrar el partido entre Uruguay y Francia, por los cuartos de final del torneo.

El argentino, de buenas actuaciones hasta el momento, se perfila para llegar hasta las instancias decisivas. En la primera fase fue el encargado de impartir justicia en el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita, y en el partido México-Suecia. En octavos, dirigió el cotejo entre Croacia y Dinamarca que se definió por penales en favor de los croatas.

El referí misionero está muy bien considerado por la FIFA, tanto que lo rotulan como uno de los mejores del mundo. Si continúa con sus buenas actuaciones, y es bendecido por una dosis de fortuna, podría alcanzar el récord de su compatriota Horacio Elizondo, hasta aquí el único árbitro que dirigió partido inaugural y final de una misma Copa Mundial (en Alemania 2006).

Al estar eliminada la selección Argentina, las chances de Pitana se acrecientan: siempre se toma en consideración que la nacionalidad de los árbitros no coincida con los equipos que llegan hasta los últimos partidos.

 

Por Facundo Insegna.