Policía volvió a su casa después de trabajar y encontró a un amigo muerto de un tiro en la cabeza

Funcionarios de la Justicia investigan la muerte de un joven, de 27 años, quien apareció con un balazo en la cabeza dentro de una vivienda, en la que residía junto a un oficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en un suceso que se registró en la localidad bonaerense de Guillermo Enrique Hudson, en el partido de Berazategui. Se cree que el muchacho se habría suicidado, aunque no se descartan otras hipótesis.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que la víctima fue identificada como Joel Corez Fernández, de 27 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el muchacho y un oficial destinado en el Comando Patrulla (C.P.) de Florencio Varela vivían juntos, desde hacía dos semanas, en una finca situada en avenida Otto Bemberg al 5300, casi en el cruce con la calle 153, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que el policía sostuvo, al ofrecer testimonio, que su amigo no le respondía las diversas comunicaciones que le enviaba y que, al regresar a la casa, tuvo que ingresar al inmueble por una de las ventanas, oportunidad en la que encontró muerto a Fernández, quien yacía en el suelo del domicilio.

Momentos después, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Berazategui, tras recibir una denuncia al número telefónico de emergencias 911, arribaron a esa vivienda, oportunidad en la que incautaron un revólver 32 largo, que estaba sobre una cama, en cuyas sábanas había manchas de sangre.

Al revisar al fallecido, se comprobó que el occiso presentaba un certero impacto de arma de fuego en la sien derecha y que el proyectil no había provocado orificio de salida.

Uniformados de la comisaría de Guillermo Enrique Hudson (4ª de Berazategui) se ocupan de investigar el episodio.

Preventivamente el expediente está caratulado “Averiguación de causales de muerte”

Fuente: Crónica

× Whatsapp