Por ahora, los cines de San Luis permanecerán con las puertas cerradas

Tras 10 meses de cierre por la pandemia de coronavirus, este lunes se aprobó el protocolo sanitario para la reapertura de las salas y complejos de cine de todo el país. Sin embargo, en San Luis aún no hay definiciones con respecto a su reapertura.

“Se estaba esperando desde hacía tiempo este protocolo, sin esto no se podía avanzar”, expresó Natalia Silva, secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores del Espectaculo Público y Afines (SUTEP).

La secretaria detalló que el mismo día que se aprobó el protocolo, se organizó una reunión entre las cámaras de cine para poder consensuar la aplicación de la normativa y empezar a tramitar la apertura de las salas. En el caso de la provincia, otro asunto que se puso sobre la mesa fue “pago de aguinaldos que no fueron abonados, junto a otras irregularidades que se venían arrastrando”.

“No fue positivo” dijo Silva. “Por eso es que ayer se manifestaron, de distintas maneras y en todas las provincias, todo lo que es la rama cine. Lo que estamos pidiendo es que abran”.

En cuanto a la situación de los trabajadores y trabajadoras de las salas de la provincia, que son 17 en San Luis y 6 en Villa Mercedes, la secretaria detalló que “solamente estaban recibiendo el ATP y un 25% que paga la empresa”.

“Ahora es la última cuota que van a pagar el ATP, imagínense lo que es vivir con el 25% del sueldo. Estaban desesperados, entonces cuando el protocolo fue aprobado fue una muy buena noticia”.

“Lo que estamos pidiendo ya, ahora, es que abran. Una vez que eso pase, vamos llevándolo y se reclamará a medida que va abriendo lo que corresponde”.

Qué dice el protocolo

Aunque aclara que cada jurisdicción deberá presentar sus pedidos a Jefatura de Gabinete de la Nación, que evaluará de acuerdo al nivel de contagios en ese distrito, el texto señala que la capacidad de las salas no deberá superar en ningún caso el 50%.

En este sentido, se aceptará la presencia de grupos de hasta 6 personas, en lo que se llama “burbuja de recreación”, las cuales deberán mantener una distancia de entre 1,5 y 2 metros con el resto de los espectadores, para lo que se dejará una butaca libre de cada lado.

Además, el público deberá permanecer con tapabocas y sólo podrá quitárselo momentáneamente para ingerir algún alimento o bebida.

Por su parte, cada sala deberá contar con un adecuado sistema de ventilación, será sanitizada antes y después de cada función, habrá zonas debidamente demarcadas para mantener la distancia social y se abrirán las puertas 10 minutos antes de que termine la exhibición.