Por falta de tipicidad, Freixes y Zavala no fueron condenados por obligar a jueces a renunciar

AUDIO: CRISTIAN RACHID (FISCAL FEDERAL)

{mp3}rachid02112018{/mp3}

 

El fiscal federal Cristian Rachid, que participó del juicio contra Sergio Freixes y Mario Zavala en el caso conocido como la “renuncia anticipada de jueces”, aclaró que el Tribunal Oral Federal de San Luis no condenó a los ex funcionarios del Ministerio de la Legalidad por obligar a los jueces a firmar la dimisión antes de asumir sino por efectivizar la que había rubricado la denunciante, Marina Ziliotto.

“Es una condena parcial. Había dos hechos: el de octubre 2004, por el que se obliga a la renuncia anticipada para acceder al cargo y el de marzo de 2005, donde ya contando con la renuncia anticipada se le exige (a Ziliotto) un Jury contra sus colegas de Cámara con la amenaza que si no accede se efectivice la renuncia, como en definitiva pasó. El Tribunal condenó por el segundo hecho y absolvió por falta de tipicidad el primero”, explicó Rachid.

El fiscal pidió esperar que los jueces que actuaron den a conocer los fundamentos de la sentencia “para saber dónde vio el tribunal la falta de tipicidad”.
“La fiscalía cree probado que esto se generó en un contexto de solicitar renuncias anticipadamente, no sólo a Ziliotto sino a otros jueces más”, agregó el funcionario judicial.

En un fallo dividido, Zavala y Freixes fueron condenados a 5 años de cárcel y 10 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, como “coautores penalmente responsables” de “coacción agravada”.

De acuerdo a la acusación de Ziliotto, los funcionarios la presionaron para que iniciara una campaña de desprestigio contra dos de sus colegas. Como se negó, le ejecutaron la renuncia que le habían hecho firmar en blanco antes de asumir en ese cargo.

La denuncia de Ziliotto, motorizada por la entonces agente fiscal de la segunda circunscripción judicial Gretel Diamante (hoy camarista federal), dejó al descubierto que otros 10 jueces habían firmado su dimisión en blanco y sin fecha, antes de asumir en el Poder Judicial. Freixes y Zavala fueron absueltos de esos casos porque la justicia consideró que los magistrados habían actuado por propia voluntad.

Pero la presentación de la ex camarista siguió su curso, hasta el juicio que se desarrolló 13 años después: comenzó el pasado 22 de octubre y terminó este jueves 1 de noviembre.

Los dos condenados permanecerán en libertad, hasta que la sentencia quede firme. “Todavía quedan dos instancias: la Cámara de Casación Penal y, eventualmente, la Corte Suprema de Justicia”, detalló Rachid.