Por quinto año consecutivo, las mujeres y disidencias exigirán “Ni una menos”

En marzo de 2015 un grupo de periodistas y escritoras armó un flyer con la foto de un descampado en la que pusieron por primera vez la frase Ni Una Menos. Invitaban a una maratón de lectura y reflexión sobre la escalada de femicidios en la Argentina. Daiana García había sido asesinada días antes en un descampado de Lomas de Zamora y su cuerpo había sido encontrado en una bolsa. Los cuerpos de las mujeres tirados como basura se sumaban en los primeros meses de 2015 y la necesidad de mostrar que detrás de esos asesinatos estaba la violencia machista tomaba forma de estrategia.

La frase Ni Una Menos la había sugerido la periodista Vanina Escales y venía de un poema de 1995 de la activista mexicana Susana Chávez, asesinada en 2011. Decía: “Ni una mujer menos, ni una muerta más”. Dos meses después de esa maratón de lectura en la plaza de la Biblioteca Nacional, el femicidio de Chiara Paez en la provincia de Santa Fe fue el detonante de la convocatoria a la primera concentración contra los femicidios en la Argentina bajo la consigna de Ni Una Menos. El 3 de junio de 2015 miles llenaron las plazas de más de 80 ciudades de todo el país en un acto político que marcó un quiebre en la historia de los feminismos argentinos.

Este 2020 se cumplen 5 años del primer Ni Una Menos. Sin dudas, esa primera movilización 2015 marcó un antes y un después porque significó un salto a la masividad con la entrada a los feminismos de una generación de adolescentes y jóvenes. Desde ese momento, las movilizaciones feministas son multitudinarias y la lucha por los derechos tiene a la calle como uno de los principales territorios.

El Ni Una Menos también implicó que la agenda de mujeres y disidencias entrara en todos lados. Hoy los medios de comunicación, las instituciones, organizaciones, las familias, las relaciones, los vínculos y todas las formas organizativas no pueden escapar al debate sobre la igualdad de derechos.

Este año las acciones se dividirán entre manifestaciones virtuales, con charlas, conversatorios y movidas en redes sociales, y llamados a concentrar en las calles en zonas del país donde no hay circulación comunitaria del virus. El cronograma incluye tuitazos con los hashtags #NiUnaMenos y #EmergenciaEnViolenciaYa a las 18 y un ruidazo nacional a las 19, con la consigna de sacar un pañuelo violeta o rosa por la ventana, en el marco de la Campaña Nacional por Emergencia en Violencia contra las Mujeres.

En la Ciudad de San Luis, la regional provincial de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito llamó a una concentración a las 12:30 en el Correo Argentino para luego movilizarse en un nuevo año de protestas contra la violencia machista. Se pide a quienes asistan que cumplan con las medidas sanitarias de distanciamiento, desinfección de manos con alcohol en gel y uso de tapabocas, aunque no podrán asistir manifestantes con terminación de DNI impar.

Asimismo, hubo convocatorias similares en localidades que flexibilizaron la cuarentana como Neuquén, Bahía Blanca, La Pampa, Comodoro Rivadavia, Viedma, Jujuy, Paraná, Córdoba, Salta y La Plata.

 

Fuentes: El Ciudadano Web y Télam

Por quinto año consecutivo, las mujeres y disidencias exigirán “Ni una menos”

En marzo de 2015 un grupo de periodistas y escritoras armó un flyer con la foto de un descampado en la que pusieron por primera vez la frase Ni Una Menos. Invitaban a una maratón de lectura y reflexión sobre la escalada de femicidios en la Argentina. Daiana García había sido asesinada días antes en un descampado de Lomas de Zamora y su cuerpo había sido encontrado en una bolsa. Los cuerpos de las mujeres tirados como basura se sumaban en los primeros meses de 2015 y la necesidad de mostrar que detrás de esos asesinatos estaba la violencia machista tomaba forma de estrategia.

La frase Ni Una Menos la había sugerido la periodista Vanina Escales y venía de un poema de 1995 de la activista mexicana Susana Chávez, asesinada en 2011. Decía: “Ni una mujer menos, ni una muerta más”. Dos meses después de esa maratón de lectura en la plaza de la Biblioteca Nacional, el femicidio de Chiara Paez en la provincia de Santa Fe fue el detonante de la convocatoria a la primera concentración contra los femicidios en la Argentina bajo la consigna de Ni Una Menos. El 3 de junio de 2015 miles llenaron las plazas de más de 80 ciudades de todo el país en un acto político que marcó un quiebre en la historia de los feminismos argentinos.

Este 2020 se cumplen 5 años del primer Ni Una Menos. Sin dudas, esa primera movilización 2015 marcó un antes y un después porque significó un salto a la masividad con la entrada a los feminismos de una generación de adolescentes y jóvenes. Desde ese momento, las movilizaciones feministas son multitudinarias y la lucha por los derechos tiene a la calle como uno de los principales territorios.

El Ni Una Menos también implicó que la agenda de mujeres y disidencias entrara en todos lados. Hoy los medios de comunicación, las instituciones, organizaciones, las familias, las relaciones, los vínculos y todas las formas organizativas no pueden escapar al debate sobre la igualdad de derechos.

Este año las acciones se dividirán entre manifestaciones virtuales, con charlas, conversatorios y movidas en redes sociales, y llamados a concentrar en las calles en zonas del país donde no hay circulación comunitaria del virus. El cronograma incluye tuitazos con los hashtags #NiUnaMenos y #EmergenciaEnViolenciaYa a las 18 y un ruidazo nacional a las 19, con la consigna de sacar un pañuelo violeta o rosa por la ventana, en el marco de la Campaña Nacional por Emergencia en Violencia contra las Mujeres.

En la Ciudad de San Luis, la regional provincial de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito llamó a una concentración a las 12:30 en el Correo Argentino para luego movilizarse en un nuevo año de protestas contra la violencia machista. Se pide a quienes asistan que cumplan con las medidas sanitarias de distanciamiento, desinfección de manos con alcohol en gel y uso de tapabocas, aunque no podrán asistir manifestantes con terminación de DNI impar.

Asimismo, hubo convocatorias similares en localidades que flexibilizaron la cuarentana como Neuquén, Bahía Blanca, La Pampa, Comodoro Rivadavia, Viedma, Jujuy, Paraná, Córdoba, Salta y La Plata.

 

Fuentes: El Ciudadano Web y Télam