Positiva evaluación de un comerciante de la peatonalización de la Illia: “Nos benefició”

El tramo comprendido entre las calles Chacabuco y Constitución de la avenida Illia se convirtió en peatonal durante algunas horas del viernes y el sábado. La medida fue anunciada el viernes por la Municipalidad, con el objetivo de favorecer la actividad gastronómica.

Audio: Jorge Fernández, propietario de All Right

“A nosotros nos sorprendió también la medida. De repente nos encontramos que gente de Tránsito había cortado la Illia y ahí nos enteramos que se había proyectado para el fin de semana la peatonalización de la avenida, fue una prueba piloto”, describió Jorge Fernández, propietario de All Right.

El comerciante resaltó que “nos benefició porque generó más confianza, la gente está más afuera que adentro”.

La idea, en realidad, ya había sido planteada por el sector. “Había un proyecto presentado, pero no sabíamos que se iba a llevar a cabo este fin de semana”, agregó Fernández.

Las condiciones climáticas del viernes acompañaron la iniciativa, aunque la tormenta del sábado impidió una concurrencia mayor a los bares y restaurantes de la avenida.

“La gente también quiere salir y sentarse en un sector que se sienta más a gusto”, analizó Fernández.

La propuesta municipal, que regirá para los días viernes y sábados de 18.00 a 2.00, chocó este mismo fin de semana con la vuelta del aislamiento social preventivo y obligatorio para la capital puntana, dispuesto por Presidencia de la Nación.

Fernández anticipó que “hasta que el Comité de Crisis nos ratifique y nos diga cómo vamos a trabajar, seguiremos trabajando de la misma manera; esperamos a ver si hay restricciones o si volvemos a trabajar solo con delivery”.

De todos modos, consideró que volver a las restricciones (incluidas ya en el Decreto Presidencial, a la espera de la ratificación de la Provincia) “cada vez se hace más difícil sostener las fuentes laborales”.

“Venimos trabajando con mucho pulmón. Si nos vuelven a cerrar se torna mucho más difícil, ya tendríamos que seguir avanzando con otras líneas de financiamiento, que cada vez es más limitado”, adelantó, y completó: “Se hace muy difícil volver a cerrar y seguir con la línea de pagos. Esperemos que no nos corte la actividad económica”.