Prepara albóndigas de lentejas para disfrutar en la cena

Muchas personas buscan algo suave para cenar y optan por hacer recetas que no tengan carnes rojas.

Una de las opciones puede ser preparar algo saludable y que no requiera de ingredientes a base de estas carnes.

Un ejemplo pueden ser las lentejas ya que tienen un alto contenido de proteína con origen vegetal y son ricas en potasio, magnesio, fósforo y zinc.

Si lo que estás buscando es equilibrar tu dieta y comer algo delicioso en la noche, esta receta es para ti.

Ingredientes

  • 200 gramos de lentejas cocidas
  • 100 gramos de arroz cocido
  • Sal
  • 60 gramos de harina de avena
  • 1/4 de cebolla
  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 3 ramitas de perejil fresco
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de comino
  • Aceite vegetal
  • Pimienta negra molida

Preparación

  1. Sirve las semillas de chía en un recipiente con 4 cucharadas de agua, luego remueve y deja hidratar por lo menos 20 minutos.
  2. Coloca una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite vegetal. Cuando esté caliente debes agregar la cebolla picada muy bien.
  3. Sofríe la cebolla y cuando esté dorada, agrega el arroz y las lentejas cocidas (sin caldo)
  4. Remueve regularmente, deja a fuego medio por 5 minutos y retira del fuego.
  5. Sirve el arroz y las lentejas en un bowl, agrega el perejil, el jengibre en polvo, el comino molido, pimienta negra y sal al gusto. Todo esto lo debes mezclar muy bien para que se integre.
  6. Añade un par de cucharadas de chía hidratada, mezcla para integrar y una vez que tenga una consistencia pegajosa, forma las albóndigas.
  7. Cuando hayas formado las albóndigas, pásalas por la harina de avena
  8. Coloca una sartén a fuego alto con un chorro de aceite vegetal, y cuando esté caliente, sirve las albóndigas, deja que se vayan dorando.
  9. Cuando estén listas, retira las albóndigas y colócalas en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

¡Listo! Es hora de servir tus albóndigas de lentejas y lo mejor es que las puedes acompañar con ensalada fresca.

¿Qué tal? Una receta muy saludable y que seguro te va a encantar.

Fuente: EL ESPECTADOR