Prepara tu propio queso untable de cajú en simples pasos

Para quienes gustan de disfrutar de un tentempié tan exquisito como saludable, a continuación compartimos la receta y todo lo que hay que saber para preparar queso untable de cajú de forma casera.

Además del increíble sabor que ofrece, este untable se destaca por requerir de pocos ingredientes y por tener una elaboración tan rápida como sencilla.

Como si fuese poco, se trata de una preparación con altos valores nutritivos, ideal para una dieta vegana o vegetariana.

Por otra parte, es bastante versátil si se piensa en los ingredientes que se pueden utilizar. Para almuerzos y cenas, las opciones más condimentadas son las que se destacan. En cambio, para desayunos y meriendas sobresalen las versiones más minimalistas.

Queso untable de cajú: todo lo que se necesita

Ingredientes. Para preparar este delicioso untable de forma casera se requiere de:

  • 100 gr. de castañas de cajú.
  • 40 cc. de aceite de oliva virgen extra.
  • 1/2 cucharadita de sal marina.
  • 1/2 limón (exprimido).
  • 1 pizca de ajo en polvo.
  • 1 pizca de cúrcuma.
  • Pimienta (a gusto personal).
  • Agua (opcional).

¿Cómo hacer el queso untable de cajú paso a paso?

Elaboración. Ante todo, es fundamental destacar que las castañas de cajú tienen que estar remojadas antes de usarlas, por lo que se recomienda dejarlas al menos 8 horas en dicha condición.

Una vez que están listas, lo único que hay que hacer es ponerlas en una procesadora o minipimer y agregar el resto de los ingredientes: el aceite de oliva, la sal marina, el jugo de limón exprimido, el ajo en polvo, la cúrcuma y la pimienta (el agua todavía no).

Con todos los ingredientes ya colocados, solo resta procesar hasta obtener una pasta homogénea y con la consistencia propia de un queso untable.

En el caso del agua, no es obligatorio agregarla. Su uso queda más bien a consideración personal y se relaciona a la consistencia que se busca obtener en el queso untable de cajú.

Dicho de otra manera, si al procesar todos los ingredientes se obtiene una pasta no tan blanda como se esperaba, lo único que hay que hacer es agregar un poco de agua y mezclar hasta integrar bien.

Eso sí: hay que tener cuidado con no pasarse del punto. Por esto mismo, lo más recomendable es ir agregando el agua de a chorritos, siempre procesando para ver cómo se integra.

¡Listo! El queso untable de cajú ya está terminado y a punto para disfrutar. ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarlo?

Fuente: MDZ

× ¿Te ayudamos?