Prepara un delicioso brócoli gratinado con esta sencilla receta

Probablemente para nadie resulta un secreto que el brócoli es quizá una de las verduras más populares que existen, porque además de ser muy ricos, también resultan ser sumamente nutritivos. Esta hortaliza perteneciente a la familia de las coles, tiene la habilidad de aportar una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. 

Aunado a ello, también resulta ser una gran opción para la dieta, puesto que su aporte calórico es mucho más bajo de lo que podrías imaginar. Justamente al ser una de las verduras bajas en grasas, el brócoli es más que perfecto para cuidar la salud del corazón y así reducir los altos niveles de colesterol (LDL) .Además de ello, el brócoli es una gran opción para combatir la anemia, gracias a su alto contenido de hierro.

Por esto y más, el día de hoy, te traemos una opción más que perfecta, la cual podría ser ideal para diversos planes de alimentación, donde buscará por su puesto, además de darte una comida sumamente rica, también te permitirá disfrutar en aquellos días en los que no tienes muchas ideas en la cabeza para poder realizar alguna comida o bien, podría funcionar perfecto para utiliza como guarnición.

Ingredientes

  • 1.2 kg de brócoli (en ramitas)
  • 1 Sobre de salsa con queso 
  • 1/2 Tza de queso cheddar rallado 
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta (al gusto)

Preparación 

  1. Lo primero que haremos será poner a cocer el brócoli al vapor por unos 5 ó 6 minutos. Podrías dejarlos por más tiempo dependiendo de gustos. Puedes también poner a cocer con un poco de sal, pimienta y una cucharada de sazonador de pollo.
  2. En lo que el brócoli está listo, lo que haremos será preparar el sobre de la salsa de queso con un poco de agua. Dejamos calentar y preparar en una ollita por unos minutos. 
  3. Cuando tengamos todo listo, lo que haremos será llevar todo a una refractario para el horno. Esparcimos el queso rallado y sazonamos.
  4. Llevamos al horno a 180ªC por uno 7 – 8 minutos. 
  5. Listo, sirve y disfruta.  

Fuente: Gastrolab