Prescribió la causa de la valija de Antonini Wilson

El hallazgo del maletín con U$S 800.000 reveló los negocios que tenía el kirchnerismo con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Diez años y diez meses después de que la agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) María del Luján Telpuk ordenara abrir una valija del vuelo de Presidencia Argentina y encontrara U$S 790.550, el “caso Antonini Wilson” prescribió.

Los encargados de cerrar el expediente fueron el juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola -quien el año pasado rechazó el pedido de la fiscalía para procesar al exfuncionario Claudio Uberti y negó su apelación- y el fiscal Pablo Turano, quien optó por no recurrir “en queja” a la Cámara.

El cierre por prescripción de la pesquisa ocurrió al cumplirse diez años de la indagatoria a Uberti.

En la Argentina, tras el escándalo, Uberti debió renunciar como titular del Órgano Contralor de Concesiones Viales (Occovi) y quedó fuera de la “diplomacia paralela” con el gobierno de Venezuela, que pasó a manos de José María Olazagasti, otro subalterno de Julio De Vido.

Según indica el diario La Nación, desde entonces, Uberti mantuvo bajo perfil, sin volver a la función pública ni acceder a ningún trabajo formal en el sector privado, aunque se lo vinculó a ciertas constructoras y un par de veces apareció en tareas de recaudación electoral junto a varios colaboradores de De Vido.

Fuente: LaVoz