Presentarán nuevas demandas en San Luis contra los aumentos en las cuotas de los planes de autoahorro

AUDIO: VICTORIA VILLEGAS (ABOGADA)

{mp3} villegas14112019{/mp3}

 

Mientras la demanda colectiva presentada por el programa Defensa del Consumidor de San Luis en la Justicia Civil puntana continúa su trámite, en las próximas semanas habría nuevas acciones judiciales por parte de damnificados por los impactantes incrementos en las cuotas de los planes de autoahorro.

Así lo adelantó a FM Ciudad la abogada Victoria Villegas. El reclamo será “pluri-individual”, tal como se hizo en otras provincias. Si el juez que interviene considera que los casos presentados en la misma causa son similares, podría decidir que se trata de una demanda colectiva y unificarlos.

Con esa estrategia, abogados de otros distritos lograron que los magistrados hagan lugar a acciones de amparo que retrotraen los precios de las cuotas a abril del 2018, cuando comenzó la variación notable de precios, por la suba del dólar y el consecuente aumento de los valores de los vehículos.

En Santa Fe, Córdoba, Misiones y Río Negro, la justicia frenó las subas y retrotrajo precios siempre que las demandas fueron individuales, o en los casos en los que la demandada era solo una empresa automotriz.

En la presentación que hizo Defensa del Consumidor de San Luis no solo se hizo colectiva por el número de afectados sino que también se incluyó a varias empresas como demandadas.

“Antes de fin de año vamos a hacer la presentación”, adelantó Villegas. Y explicó: “Acá se hizo un juicio contra todas las empresas; en otros lugares se hizo un juicio contra Volkswagen, otro contra FIAT, y así. Eso es bueno, porque las diferentes concesionarias tienen particularidades”.

Las compañías argumentan que la suba obedece a que si cobran cuotas menores (o a precios “congelados”) no pueden afrontar los valores propios de los vehículos. “Ellos dicen que si cobran menos, no alcanzan a comprar los autos para entregar a los ahorristas. Por eso los jueces deben encontrar un equilibrio para que las relaciones contractuales no perjudiquen ni a los ahorristas ni a las empresas”, remarcó la abogada.

Las demandas (presentadas y por presentarse) apuntan a obtener un paliativo a corto plazo (retrotraer los valores) y otro a largo plazo, la resolución de la “cuestión de fondo”. En este punto, los demandantes pretenden suprimir la cláusula que establece el “valor móvil” del rodado. “Eso es lo que termina haciendo que haya una incertidumbre total del cuánto sale el auto que uno está pagando”, indicó.

“El auto no aumentó el 300 por ciento como sí aumentaron las cuotas”, recordó.

Las medidas favorables a los ahorristas no detienen ni tienen injerencia en los embargos y secuestros de los rodados por deudas, pese a que esas deudas se generaron a partir del desfasaje de las cuotas.