Preso liberado por el coronavirus asaltó vivienda y se tiroteó dos veces con la policía

El dramático hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Villa Fiorito. El ladrón, beneficiado con prisión domiciliaria hacía apenas dos semanas, protagonizó una persecución y dos intercambios de balas con los uniformados, y resultó herido y detenido.

En la localidad bonaerense de Villa Fiorito, en el partido de Lomas de Zamora, un preso que había sido beneficiado con arresto domiciliario el mes pasado luego de amotinarse en la cárcel porteña de Villa Devoto ante el avance de la pandemia de Covid-19, fue detenido herido de bala como saldo de una persecución y dos violentos tiroteos que mantuvo con efectivos policiales, al estar sindicado como integrante de una peligrosa banda dedicada a consumar entraderas en el sur del Gran Buenos Aires.

Los voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que el individuo, identificado como Cristian Gustavo Gatti, de 41 años, permanece alojado en el Hospital Luisa Gandulfo, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial, con una herida de arma de fuego en estómago.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron en la tarde del lunes cuando tres sujetos efectuaron una entradera en una finca situada el cruce de Falcon y Piaggio, en el centro de Lomas de Zamora.

Trascendió que los marginales huyeron en un Renault Clio azul y se escondieron en una casa ubicada en Colón al 3800, en Villa Caraza, en el partido de Lanús, pero los miembros de la comisaría 1ª de Lomas de Zamora, quienes investigaban el caso, consiguieron observar este rodado frente al domicilio y resolvieron empezar a vigilar al inmueble.

Tiroteo y detención

A las 22 del lunes, dos de esos hampones salieron de la vivienda y ascendieron al coche, lo que originó que los policías los interceptaran, generándose un tiroteo en el lugar. Los forajidos emprendieron con rapidez la fuga en el automóvil y, tras una persecución, se produjo un nuevo intercambio de disparos en la esquina de Ayolas y Morazán, en Villa Fiorito, ocasión en la que Gatti fue baleado por los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) de Lomas de Zamora, mientras que su cómplice logró escapar a la carrera y ocultarse en las calles del humilde vecindario.

Mientras tanto, en el escenario de este tiroteo, los servidores públicos lograron incautar una pistola 9 milímetros y un revólver.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado por cometerse en poblado y en banda, con uso de arma de fuego, atentado y resistencia a la autoridad, tenencia ilegal de arma de guerra y de uso civil”, la Unidad Funcional N° 11 del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Gatti purgaba una condena por “Robo agravado” en el penal capitalino de Villa Devoto y participó de un motín del 25 del mes pasado en el establecimiento penitenciario, lo que originó que al día siguiente la Justicia lo beneficiara con arresto domiciliario como consecuencia de la pandemia de coronavirus, pese a que tenía antecedentes por “Tenencia y abuso de arma, y desobediencia”.

Autoridades de la Estación de Policía de Lomas de Zamora y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Sur Dos se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Fuente: Crónica

× Whatsapp