Presunto femicidio en San Juan: las pruebas que lo complican al único detenido

Hilda Tobares de 65 años fue asesinada por varios puntazos en el interior de su casa en Villa Ramos, en Chimbas. Por este atroz hecho un hombre quedó bajo la lupa de la Policía y la Justicia. Este es, Jorge Barahona de 43 años, sujeto que fue señalado por un testigo como la última pareja de la víctima. Con el transcurso de los días, la investigación de este caso ha seguido y varias declaraciones complican aún más a este hombre.

Un testigo clave en la investigación y el que vio todo lo que ocurría afuera de la vivienda de Hilda, reconoció el auto de este hombre , que sería un Fiat Mobi y de color azul. Vehículo que huyó a toda velocidad de la puerta de Hilda después de cometido el asesinato. Este auto fue hallado al otro día por la Policía, cuando los efectivos allanaron la casa de Barahona en Santa Lucía.

Otro de los datos que complica a este hombre es el horario de salida de su trabajo. Una pizzería que queda en pleno centro sanjuanino. Los investigadores dijeron a este diario, que los trabajadores de este lugar dijeron el horario en el que Barahona se fue y concuerda con el horario que habría llegado después a la casa de la mujer asesinada.

La Sección Homicidios, bajo la dirección del Tercer Juzgado de Instrucción sigue investigando este hecho en la búsqueda de más pruebas para esclarecer este hecho.

Hilda Tobares de 65 años fue asesinada de varios puntazos en el pecho y la espalda. Un claro acto que se cometió con total alevosía. En total fueron unos 9 puntazos, 2 en la espalda y los restantes en la región del pecho.

Fuente: Tiempo de San Juan