Prisión preventiva para la madre de la bebé abandonada en Merlo: fue imputada de tentativa de homicidio

El juez de Instrucción Penal del departamento Junín, Jorge Pinto, procesó con prisión preventiva a la madre de la bebé que fue encontrada en el baño de una casa de Villa de Merlo.

El magistrado la imputó por los delitos homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa, y abandono de persona, en concurso real.

La joven, de 20 años, estaba detenida desde el pasado 22 de noviembre, y fue indagada al día siguiente en las instalaciones del Juzgado Multifuero. Permaneció alojada en la alcaidía de la U.R.O.P. III de Concarán a la espera de la resolución procesal.

“A tenor de la prueba producida, tengo por acreditado con el grado de semiplena prueba que exige esta provisoria etapa del proceso que, siendo el día 17 de noviembre del año en curso a las 18:30 horas aproximadamente, personal policial y judicial ingresan a la morada sita en calle ###, Villa de Merlo, con expresa autorización de su poseedora (inquilina) y quien facilita las llaves de la vivienda a los efectivos policiales, oyendo pequeño llanto, y encontrando a posteriori en el baño del inmueble, a una bebé recién nacida tendida en el suelo en la zona de la ducha, en posición fetal recostado sobre su costado izquierdo, con un hematoma en la zona frontal izquierda y con una bolsa de nylon de color negro tipo residuo atada con un nudo en el cuello”, indica la resolución judicial.

Sigue: “Conforme el grave estado de salud en que la menor fue hallada, tal como consta en el informe médico remitido por el Hospital Materno “Teresita Baigorria”, especialmente con estado de hipotermia y convulsiones, debido prima facie a la gran cantidad de horas transcurridas entre su nacimiento y que la misma fuera asistida médicamente tras habérsela encontrado -aproximadamente unas 18 horas-, tengo por acreditado con el grado de semiplena prueba que requiere esta provisoria etapa del proceso, que la encartada en autos, D.A.A., ha efectuado abandono de persona, librando a su suerte a una bebé recién nacida”.

En su resolución, el magistrado detalla que el informe psicológico practicado a la madre imputada, la joven “se encuentra orientada en tiempo y espacio, con conservación de sus funciones yoicas de atención, memoria, senso-percepción, comprensión global, criterio de realidad”.

La mujer “no presenta ningún tipo de limitación del orden de lo psicopatológico, a saber: alteraciones cognitivas, afectación de su juicio de realidad, por lo que su capacidad de comprender e internalizar la norma se encuentra conservada”, remarca el informe.

Pinto argumentó que, en base a ese análisis, está acreditado “con el grado de semiplena prueba que requiere esta provisoria etapa del proceso, que la encartada en autos no presenta limitación en el orden de lo psicopatológico, ni disminuciones ni alteraciones morbosas en sus facultades mentales, comprendiendo en todo momento su accionar e internalizando el alcance de la norma”.

El juez también hizo hincapié en que la nena tenía una bolsa de nylon atada a su cuello con un fuerte nudo, lo que indicaría la intención homicida de la madre: “Puede concluirse en esta etapa del proceso, aún provisoria, que el colocar a presión una bolsa de nylon en el cuello a una recién nacida, y dejándola a posteriori abandonada en el baño de la vivienda por aproximadamente 18 horas, hace sostener que el fin ¨muerte¨ ha resultado prima facie buscado pero no conseguido por causas ajenas a la voluntad de la encartada, colocando a esta figura endilgada (homicidio calificado por el vínculo) en grado de tentativa, a tenor del art. 42 del Código Penal”.

Sobre la imputación por “abandono de persona”, el magistrado fundamenta: “El hecho que la encartada haya abandonado a su suerte a la menor luego de que esta nazca, por unas 18 horas aproximadamente hasta que fuere hallada, para dirigirse voluntariamente al hospital a fin de recibir atención médica personal producto de su parto, encontrándose en posición y condición de requerir ambulancia y/o auxilio a los vecinos y/o eventuales transeúntes (a quienes les pidió dinero para el traslado sola en taxi y no les efectuó comentario alguno que acaba de dar a luz y que la neonata se encontraba en el baño de la casa), luego de haberle atado a presión y con nudo una bolsa en el cuello, dificultando naturalmente su respiración, permite concluir para esta provisoria etapa del proceso, que la Sra. ha cometido la conducta establecida en el tipo penal por el que fuere indagada”.

Así, Pinto dispuso el procesamiento de la joven por “homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa y abandono de persona en concurso real” en perjuicio de la niña, y el inmediato traslado y alojamiento de la imputada “en las dependencias del Servicio Penitenciario Provincial”.

Respecto del estado de salud de la bebé, desde la Maternidad Provincial se informó que se encuentra evolucionando favorablemente, que ha pasado de terapia intensiva a terapia intermedia y que continúa con requerimiento de oxígeno.

× Whatsapp