Procesaron con preventiva a la “familia narco” que vendía cocaína en San Luis

El Juzgado Federal de San Luis procesó con prisión preventiva a los seis detenidos la familia narco detenida el fin de semana pasado. La organización criminal cayó luego de dieciocho meses de investigación de la Dirección Lucha contra el Narcotráfico, que además pudo acreditar el crecimiento económico y patrimonial de la banda.

 

Una fuente de la Policía puntana resumió que la banda era encabezada por una mujer que le dio participación directa en la estructura a dos hijos y en otro nivel operativo ubicó, también, a dos nietos. Del total de detenidos –recordó-, cuatro son mujeres.

 

María Angélica Pedernera fue ubicada como cabeza de la organización narco dedicada a la venta de cocaína que traía del norte del país y que distribuía en San Luis capital y alrededores. En la línea jerárquica le siguen Natalia Verónia Fantino, Walter Esteban Fantino, Larixa Monserrat Fantino, Mónica Estela González  y Gonzalo Fabián Fantino.

 

El quinteto se ocupaba del acopio y la venta al menudeo.

 

Durante los allanamientos –que fueron cuatro: uno en Potrero de los Funes, otro en el barrio Universitario, un tercero en el barrio Las Américas y un cuarto en una casa ubicada en Constitución y Tomás Jofré, muy cerca de un colegio católico-, los agentes antidrogas secuestraron casi tres mil dosis de cocaína, unos cien mil pesos en efectivo, un arma de fuego, balanzas de precisión y también secuestró vehículos y una moto.

 

El procesamiento dictado por el juez federal Juan Esteban Maqueda es por infracción a la Ley 27.737, la ley nacional de drogas.

 

El jefe de la división antidrogas Hernán Soloa explicó luego de la detención de la familia que la investigación se cerraba sobre el sexteto y que la pesquisa se dificultó por tratarse de una banda cerrada, con pocas filtraciones.