Productores de biocombustibles piden descongelar los precios por una “situación insostenible”


Audio: Daniel Lusich, productor agropecuario y empresario agroindustrial

Seis cámaras que nuclean a productores argentinos de biocombustibles le solicitaron al ministro de Economía, Martín Guzmán, descongelar los precios porque sus asociados se encuentran en una “situación insostenible”.

La Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), la Cámara de Bioetanol de Maíz, la Cámara de de Productores de Biocombustibles en Origen, la Cámara Santafesina de Energías Renovables y el Centro Azucarero Argentino (bioetanol de caña) pidieron a Guzmán “la urgente publicación de un precio que compense costos y contemple una utilidad razonable”.

Daniel Lusich, productor agropecuario y empresario agroindustrial, aseguró que en San Luis hay dos empresas de biodiesel más las Pymes que abastecen toda la provincia. “Hay empresas que hacen distribución de aceite y productores agropecuarios en la provincia que también reclaman una suba”, señaló.

Las entidades recordaron en el comunicado que enviaron a Nación que todas las plantas de biodiesel que abastecen el mercado interno se encuentran paradas por el colapso consecuente del precio fijado en diciembre de 2019.

Lusich, argumentó que, durante casi nueve meses de congelamiento, el sector sufrió una caída de la demanda de más del 25% en 2020.

Además, indicó que la soja tuvo 18 días seguidos una suba por lo que eso “es un impacto directo a nuestros costos. En un país donde de pronto se decide congelar todo y no mirar cuáles son las situaciones económicas de cada rubro pasa a ser muy complejo”.

El productor explicó que hay tres sectores de biodiesel bien diferenciados con sus respectivas problemáticas que son “comunes y particulares de cada uno”.

Por un lado, está la gran producción del cordón del cinturón o en el agroindustrial de Rosario, “que ese biodiesel se exporta”.

Luego están las Pymes de biocombustible que “son las que tienen cupos asignados por la Secretaria de Energía” para el corte de los combustibles que se venden en las estaciones de servicio. “Esas están muy complicadas porque tienen una ecuación de cálculos que lo hace el mismo Gobierno y no han movido el cálculo, o sea que están trabajando a pérdida”, dijo Lusich.

Y agregó que el sector más chico son los proyectos que comenzaron desde un campo o una exportación agropecuaria “que empezaron produciendo biodiesel para su propio consumo, como regar o mover camionetas y le dan valor a la producción que también se convirtió en consumo local”.

Lusich remarcó que el biodiesel debería ser más económico que el combustible fósil y sólo a este sector “se nos han duplicado los costos desde agosto del año pasado y el combustible fósil tuvo una suba de 5% en este último mes”.