Productos esenciales en San Luis: en los super grandes están más caros y en los comercios chicos no se consiguen

AUDIO: ALBERTO MONTIEL DÍAZ (DEFENSA DEL CONSUMIDOR)

 

{mp3} montieldiaz30042019{/mp3}

 

AUDIO: ÁNGEL “CACHO” SORIA (REPRESENTANTE DE SAN LUIS EN LA FEDERACIÓN DE ALMACENEROS)

 

{mp3} soria30042019{/mp3}

 

El programa “productos esenciales” que comenzaron a implementar cadenas de supermercados de todo el país este lunes, tras un acuerdo con el Gobierno nacional, no tiene gran repercusión en los precios de los comercios de San Luis.

Integrantes de Defensa del Consumidor de la Provincia recorrió, el viernes de la semana pasada, los tres supermercados de las grandes cadenas nacionales que tienen sucursales en San Luis (VEA, Carrefour y Walmart) y encontraron que los productos esenciales están más caros que los mismos artículos de otras marcas.

“Hicimos un relevamiento con los mismos productos tomando otras marcas y nos encontramos con que los precios esenciales son un 33% más caro que otros productos similares. Y en algunos productos de la misma marca, en otros lugares, también hay diferencias”, informó Alberto Montiel Díaz, jefe del Subprograma.

El funcionario detalló que, de todos modos, el Gobierno nacional no envió información a la provincia sobre los artículos incluidos ni sobre los comercios que están incorporados al programa.

“Supuestamente los convenios se firmaron con VEA, Carrefour y Walmart; desconocemos si vaya a haber posibilidad que lo puedan vender almacenes minoristas o más chicos”, agregó.

Ángel “Cacho” Soria, representante de San Luis en la Federación Argentina de Almaceneros, dijo que, en el caso de San Luis, el programa nacional “ha llegado a los grandes, todavía no se aplica o no se puede aplicar en los negocios más chicos”.

El comerciante resaltó que el único mayorista que hay en San Luis tiene, en algunos casos, “precios más bajos que los productos esenciales”.

Los almacenes podrían tener la posibilidad de incluirse en el programa, a través de un acuerdo con los proveedores que tienen las cadenas supermercadistas. “Además, está el problema de las cantidades: han acordado una cierta cantidad por día de ciertas marcas. El cliente va a tener que ir a primera hora al negocio y cuando se termine esa marca, se quedaron sin esa mercadería de precios esenciales”, graficó Soria.

× ¿Te ayudamos?