Profesionales del Colegio de Psicólogos evaluarán la responsabilidad de propietarios de perros de razas peligrosas

El intendente Sergio Tamayo selló un acuerdo este miércoles con el Colegio de Psicólogos de San Luis para contar con sus profesionales en la evaluación psicológica de propietarios de perros de razas potencialmente peligrosas.

Se trata de una medida que forma parte de la ordenanza que reglamenta desde 2009 la tenencia responsable, que obliga a los dueños a realizar la inscripción de este tipo de animales. El listado integra un total de veintitrés razas y sus cruzas. Entre los más conocidos figuran: Rottweiler, Pitbull Terrier, Dogo Argentino, Dóberman y Ovejero Alemán.

El presidente de la entidad profesional, Federico González, fue el encargado de rubricar el acuerdo. “Nos reunimos con el Intendente con el objetivo de firmar el convenio. Precisamente, para trabajar con la Dirección de Zoonosis en la realización psicodiagnósticos para la tenencia de razas peligrosas. Consideramos que esto debe ser controlado y formar parte del registro que viene realizando el Municipio”, explicó.

Al respecto, señaló que la idea es que aquellas personas que posean animales de razas consideradas potencialmente peligrosas tengan que presentar un psicodiagnóstico y que lo van a hacer profesionales con su matrícula al día, que residan en la capital.

“Sería importante extenderlo a otras ciudades porque hemos visto últimamente muchos ataques a niños y adultos. Son animales que muchas veces se usan para seguridad o se ponen de moda y las personas los adquieren sin saber la peligrosidad que estos pueden representar”, consideró.

Sobre el procedimiento indicó que la idea es que el profesional pueda acreditar, a partir de una serie de pruebas, que un adulto es responsable para tener denominado tipo de perro. Desde el Municipio indicaron que desde el próximo mes estará reglamentada la medida y entrará en vigencia.