Profesionales y técnicos la salud también cuestionaron el bono y pidieron por la cláusula gatillo

La Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) elevó una nota al gobernador Alberto Rodríguez Saá para manifestar su disconformidad con el “bono” que alcanzará a todos los agentes de la administración pública provincial y pedir que se active la cláusula gatillo.

“Nuestra solicitud se funda en el conocimiento de que la inflación acumulada a la fecha supera el 38,9% y se proyecta un valor anual del 44,7%, lo que refleja la fuerte pérdida del poder adquisitivo que han sufrido nuestros salarios, quedando el aumento salarial del 21 por ciento otorgado muy por debajo de la inflación”, destaca la misiva.

El pedido de APTS va en consonancia con lo que expresaron, también esta semana, los gremios docentes, de los agentes de la administración pública y hasta los judiciales.

En marzo y septiembre de este año, el gobernador había anunciado la implementación de la “cláusula gatillo”, una posibilidad para incrementar los sueldos en un valor mayor al que se planificaba otorgar si la inflación crecía a niveles superiores a los pronosticados.

El índice de precios, en lo que va del año, superó todas las expectativas pero la cláusula gatillo no se disparó: sólo se dispuso el otorgamiento de un “bono” de 9 mil pesos (en 5 cuotas) no remunerativas, hasta que se establezca el aumento salarial del 2019.

“Le pedimos que actualice el porcentaje de aumento, el que podríamos discutir si tuviéramos Ley de paritarias en la provincia”, cuestionó la Asociación que representa a los trabajadores de la salud pública.