Proponen extender el ciclo lectivo hasta abril del próximo año y “empalmarlo” con el del 2021

El Ministerio de Educación de la Nación fijó como un horizonte posible – “si todo sigue como hasta ahora”, dijo el ministro Nicolás Trotta – el retorno de las clases presenciales a partir de agosto, al menos, en gran parte del país.

Directivos, docentes y los sectores gremiales ya trabajan en esa posibilidad y proponen diferentes estrategias para recuperar el tiempo perdido.

Las clases presenciales se suspendieron incluso antes que se decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) el pasado 20 de marzo. Desde ese momento, hubo clases virtuales, para que los chicos no perdieran la posibilidad de aprender.

Carlos Rojas, integrante de la Comisión Directiva de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA) y vicedirector de la escuela Martín Miguel de Güemes de la ciudad de San Luis, indicó que, ante la particular situación, una de las propuestas que se analiza es extender el ciclo lectivo actual, sin perder las vacaciones, y adecuar el próximo para “empalmarlo”.

“Está pensado que el ciclo lectivo 2020 se prolongue hasta mediados de abril del año próximo y hacer el empalme con el ciclo lectivo 2021, desde la primera semana de mayo. Va a haber que pensar en un corrimiento del ciclo lectivo universitario y terciario también”, explicó Rojas.

Y argumentó: “Hay que pensar estrategias para recuperar los contenidos que no se pudieron alcanzar a lo largo de estos meses”.

El directivo remarcó que habrá otros cambios que tendrán que implementarse en esa dirección, como dejar de lado “la figura de los bimestres o trimestres y empezar a trabajar por cuatrimestres; también hay que pensar el concepto de las evaluaciones”.

Para la vuelta a clases, Rojas consideró que el sistema “dual”, con clases presenciales y virtuales, será una práctica que “llegó para quedarse”.

“Habíamos empezado a analizar, nos pidieron opiniones, habíamos considerado volver a mediados de agosto, pero ya pensando en una educación dual. Para llegar a esa instancia va a ser necesaria una fuerte inversión del Estado”, afirmó el gremialista.

En este sentido, remarcó que hubo numerosos problemas de los chicos para conectarse durante la cuarentena. “La conectividad en esta cuarentena ha sido realmente un obstáculo importante. Prácticamente un 40 por ciento del estudiantado en todo el país ha tenido inconvenientes para tener acceso. Hay que trabajar con eso”, señaló.

Por eso, pidió que, para retornar a clases, “tengamos los elementos de trabajo, sobre todo de las cuestiones tecnológicas; estamos a tiempo para encontrar las soluciones”.

También auguró que deberá haber una “readecuación” del personal docente a la nueva circunstancia. “La educación dual llegó para quedarse. Los institutos de formación docente también van a tener que repensar el perfil del futuro docente”, dijo.

A nivel provincial, el Gobierno estableció que el receso escolar de invierno será desde el 8 al 31 de julio. “El gobierno prolongó una semana más el calendario; en vez de 15 días va a ser de 21 días (las vacaciones)”, detalló Rojas y aseveró: “Hay algún tipo de propuesta para que la primera semana sea para poner en orden administrativamente, cómo vamos a armar las aulas, porque el escenario va a ser muy distinto. Inclusive está la teoría de que, primero, van a empezar los estudiantes del último año de la secundaria y de primer grado de la primaria; y también deben ingresar los que tuvieron inconvenientes de conectividad. Hubo muchos que tuvieron problemas para conectarse y no pudieron cumplir con todas las tareas”.

× Whatsapp