Qué es Chia, la criptomoneda que se mina con disco duro

La última criptomoneda en coger gran relevancia dentro de la industria ha sido Chia, una criptomoneda peculiar. Esta criptomoneda no se mina con procesador (CPU), tarjeta gráfica (GPU) y tampoco con ASIC; se mina con disco duro, de ahí que se venda este proyecto como una «criptomoneda verde».

Qué es Chia Coin

Es una nueva criptomoneda desarrollada desde cero que busca ser más eficiente que sus predecesoras, de ahí que se opte por el minado mediante disco duro. Se basa esta criptomoneda en el Proof-of-Space-and-Time (PoST) en vez de Proof-of-Work (PoW) como en el caso de Bitcoin.

Para la minería de Bitcoin se utilizan los ASIC y para la minería de Ethereum se utilizan las tarjetas gráficas, los cuales consumen ingentes cantidades de energía. Chia propone el uso de discos duros, los cuales consumen muy poca energía, de ahí que esta criptomoneda se denomine por parte de los desarrolladores como «verde».

Lo que se busca con este nuevo sistema PoST es aprovechar el espacio de disco duro que podamos tener y que no esté ocupado. Dentro del disco duro se crean pequeñas divisiones de espacio denominadas parcelas donde se cultiva Chia

Cabe destacar que Chia no cuenta con un límite de monedas como Bitcoin, sino que adopta el modelo de Ethereum. Esto quiere decir que la cantidad de Chia disponibles únicamente puede ir creciendo con el tiempo, como sucede con Ethereum. Recordamos que Bitcoin establece un límite de 21 millones de bitcoins disponibles.

Esta criptomoneda se basa en el lenguaje Chainslip, un lenguaje de programación propio que, según los desarrolladores, es más sencillo y robusto. Lo que se propone con Chia y este lenguaje de programación es hacer una criptomoneda Turing Completo (como Ethereum) que pueda albergar elementos como smart contracts, NFT, tokens y otros.

Desarrollo de Chia

La idea de Chia es de Bram Cohe, desarrollador de BitTorrent. Fue en agosto de 2017 cuando fundo la compañía, que se encarga del desarrollo de esta criptomoneda. El 19 de marzo de 2021 se lanza la mainnet, una versión ya operativa de la blockchain de Chia Network y se podía empezar a minar.

Las transacciones de Chia se habilitaron el 3 de mayo de 2021, listándose también en algunas exchange con el nombre Chia Network y el símbolo XCH. El precio inicial de esta criptomoneda fue de unos 1.200 dólares tocando máximos cerca de los 1.750 dólares, para luego ir cayendo por debajo de los 600 dólares.

Actualmente el Director General y Presidente de Chia Network es Grene Hoffman, quien fuera fundador y CEO de eMusic.com y Vindica. Además, según indica Crunchbase cuenta con inversores de gran importancia como Andreessen Horowitz, Naval Ravikant y Cypherpunk Holdings.

Durante el desarrollo de Chia y antes de lanzarse la mainnet (versión final operativa de la blockchain) se han pre-minado un total de 21 millones de Chia que quedan a disposición de los desarrolladores. La cantidad de 21 millones pre-minados sería un guiño a los 21 millones de bitcoins, que es el límite creado por Satoshi Nakamoto para la red Bitcoin.

Terminología de Chia

Chia se identifica como una «criptomoneda verde» indicando que su solución PoST es más eficiente energéticamente que PoW. Como base de esta idea «verde» se cambian algunos términos que pasamos a definir a continuación:

Full node (nodo completo): Es posiblemente el elemento principal de cualquier red blockchain, ya que se encarga de almacenar una copia completa de la blockchain, validar nuevas transacciones y bloques, y propagar las transacciones y los nuevos bloques

Farmer (agricultor): Sistema informático que se encarga de la generación de los bloques (reemplaza a los ASIC de Bitcoin o los rigs de gráficas de Ethereum). El agricultor tiene la capacidad de comunicarse con uno más cosechadores

Harvester (cosechador): Elementos de la red que tienen acceso a las parcelas y se comunican con el agricultor

Plot (Parcela): Espacio de un disco duro donde se almacenen una serie de hash criptográficos que se destinan a la obtención de XCH

Pool: Conjunto de cosechadores que se unen con la finalidad de tener la posibilidad de obtener más recompensas. La recompensa se reparte entre todos los miembros según lo que aporten.

Mojo: Unidad más pequeña en la que se puede dividir una moneda XCH

Cómo se cultiva Chia

La particularidad de Chia es que se basa en unidades de almacenamiento, en vez de en ASIC, tarjetas gráficas u otros sistemas informáticos. Esto por un lado hace más sencillo el acceso a los usuarios (una unidad de almacenamiento es mucho más económica que un ASIC) y el consumo energético es muy inferior (los ASIC o los rig tienen grandes consumos energéticos)

Para cultivar Chia (crear un archivo en el disco duro) se requiere del software para la generación de las parcelas que se puede descargar en la web oficial. Este software (que no deja de ser una wallet) está disponible para Windows, Linux y MacOS, así que es accesible a todo el mundo. Adicionalmente necesitamos al menos 256.6GB de espacio temporal en nuestro disco duro para la creación de las parcelas, que una vez creadas se quedara en 108.8GB.

El punto más costoso de todo el proceso es crear las parcelas. Para crear las parcelas se recomienda una unidad de almacenamiento SSD, preferiblemente unidades M.2 NVMe por ofrecer grandes velocidades de escritura. Este proceso puede costar entre 6-8 horas en unidades SSD, siendo muchísimo más lento en unidades HDD.

Una vez creadas las parcelas se recomienda moverlas a una unidad HDD, ya que una vez creadas, no se requieren elevadas velocidades de lectura. Es más, Chia prioriza la capacidad más que la velocidad una vez las parcelas ya están generadas. Gene Hoffman en un artículo dentro de la web de Chia recomienda pasar las parcelas a unidades HDD y conectarlas a una Raspberry Pi 4 con muchos puertos USB.

Resumiendo, los SSD se utilizan para la creación de parcelas las cuales podemos mover sin problemas a una unidad HDD, es más, se recomienda hacerlo. Las unidades HDD las podemos montar en una Raspberry Pi (opción más económica y eficiente), en un NAS o incluso tenerlas conectadas mediante puerto USB a nuestro ordenador.

¿Cómo se obtienen los Chia?

Recompensa por bloque

La recompensa por bloque, tras el minado previo, se establece de 64 XCH por bloque generándose un bloque cada 10 minutos. Durante los 12 primeros años la recompensa por bloque se irá reduciendo a la mitad cada 3 años.

Desde el año 13 hasta el infinito se establece una recompensa fija de 4 XCH cada 10 minutos, reduciendo así la tasa de inflación. Se estima que la tasa de inflación de Chia cae un 0.5%/año tras el año 22 después de lanzarse la mainnet.

Recompensa por parcela

Las granjas de Chia tienen 4608 oportunidades cada 24 horas de obtener una recompensa de 2 XCH. Estas parcelas deben pasar un filtro y así competir con otras parcelas para obtener la recompensa.

Pasar el filtro de parcelas (Plot Passed Filters): Existe un algoritmo que garantiza que cada parcela tiene 1/512 opciones de pasar este filtro. Cada parcela debería pasar el filtro aproximadamente 18 veces cada 24 horas.

Prueba de encuentro (Proof Found): Cuando la parcela pasa el filtro compite con el resto de parcelas. Todas compiten mediante la Prueba de Trabajo pasando unas 40 pruebas por parcela. La recompensa depende en cierta medida del tamaño de la parcela, ya que la recompensa la obtiene la que tiene el hash más cercado al obtenido en la creación del bloque.

Cuanto mayor sea el número de parcelas que tengas, mayor será la probabilidad de obtener XCH.

¿Supone un problema para el mercado de SSD?

En principio la minería de Chia no debería suponer un impacto en el mercado de unidades SSD. La generación de las parcelas es cierto que requieren de SSD por las velocidades de escritura, muy superiores a los HDD.

Como alternativa a los SSD, podríamos crear una RAID 0 de unidades HDD SAS. Crear un clúster de unidades SAS en RAID 0 podría incluso generar velocidades de escritura superiores a los M.2 NVMe mediante interfaz PCIe 4.0. Eso sí, aumenta notablemente el coste, el consumo energético y el riesgo que una unidad de las que conforman la RAID se corrompa y se pierda el proceso.

Una vez creada una parcela, la podemos transferir a un HDD sin mayores problemas, es más, desde Chia se recomienda encarecidamente esto. Y es que los HDD tienen mucha mayor capacidad de almacenamiento y podemos almacenar mayor cantidad de parcelas.

Por lo tanto podemos decir que el peso de los SSD en Chia es limitado a la generación de las parcelas. Posteriormente las transferíamos a un HDD, el cual podemos instalar en una Raspberry Pi, en un NAS, en un disco externo o incluso en un rig de minería para Ethereum, por poner algunos ejemplos.

Palabras finales acerca de CHIA

Chia parece que es la enésima forma de buscar una solución eficiente a la validación de transacciones y generación de bloques mediante Prueba de Trabajo. En este caso apuestan por las unidades de almacenamiento, que tienen consumos muy bajos y son fácilmente accesibles para el usuario medio.

La posibilidad de trasladar las parcelas una vez generadas es una de las grandes fortalezas de esta criptomoneda. Ya que reduce la importancia de los SSD, pasando la relevancia a los HDD, ya que como hemos explicado, cuanta mayor capacidad, más cantidad de parcelas y mayor posibilidad de ganar. Quizá incluso venga bien al mercado de discos HDD, el cual lleva varios años en caída debido a la adopción masiva de los SSD.

Fuente: profesionalreview

× ¿Te ayudamos?