Qué es el síndrome de Kawasaki, una de las posibles consecuencias del coronavirus en niños

Los casos de este síndrome, usualmente raro, aumentaron en lugares afectados por el virus.

Tanto en Nueva York como en Italia, Inglaterra, Francia, Bélgica y España, una nueva consecuencia aparente del coronavirus en niños está siendo vigilada de cerca por la ciencia: el síndrome de Kawasaki.

Así, por ejemplo, en la ciudad italiana de Bergamo (una de las más afectadas por el virus) se han detectado entre cinco y seis casos  en tres semanas en niños infectados con coronavirus, cuando lo usual es que aparezcan no más de nueve en todo el año. En Francia, mientras tanto, ya se reportaron alrededor de 20 y en Nueva York se habrían diagnosticado unos 15.

¿Cómo se manifiesta?

La enfermedad causa inflamación en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo y se manifiesta inicialmente con fiebre persistente. Afecta principalmente a menores de 5 años y si se trata rápidamente, es tratable y remite en pocos días.

Además de la fiebre, produce ojos enrojecidos, erupciones, aparición de protuberancias rojas en la lengua, dolor de garganta, hinchazón en las palmas de las manos e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

“Generalmente, si esta condición se detecta a tiempo, hay un tratamiento definitivo y típicamente no ha tenido consecuencias de largo plazo”, señaló al respecto la comisionada de Salud de Nueva York, Oxiris Barbot, aunque advirtió que si el síndrome de Kawasaki no es detectado temprano “puede haber consecuencias de largo plazo, la mayoría relacionadas con problemas cardíacos”.

Además, admitió que la comunidad médica aún no conoce la relación directa entre coronavirus y Kawasaki. “Todavía estamos aprendiendo a diario cómo se comporta la Covid-19. No solo desde un punto de vista de la salud pública, pero también desde un punto de vista clínico”, señaló.

Fuente: Big Bang News