Qué pasa con la doble indemnización en las empresas del Estado

La situación de los funcionarios macristas que tienen designaciones políticas y que, más allá de eso, no quieren dejar sus cargos en las diferentes dependencias del Estado y piden la doble indemnización, acaba de cambiar. Un decreto que fue publicado este lunes en el Boletín Oficial, firmado por el presidente Alberto Fernández y todos los ministros del gabinete nacional, explicita que no podrán cobrar la doble indemnización por despido los trabajadores del sector público que sean echados sin causa.

La situación es compleja ya que en las diferentes empresas estatales había, y aún hay, funcionarios con cargos políticos designados por el gobierno anterior, ocupando puestos gerenciales y directivos. Desde las actuales administraciones denuncian que esos funcionarios nombrados por Juntos por el Cambio perjudican y entorpecen el funcionamiento de las empresas y sus nuevas gestiones. Entre otras cosas, al no firmar documentos necesarios para avanzar con distintos proyectos y políticas, o impedir nuevos nombramientos. Esto se replicaba y replica en Aerolíneas Argentinas, Pami, Anses, Banco Provincia, Trenes Argentinos, Vialidad Nacional, entre otras empresas estatales.

Según el el decreto 156/2020, la medida fue tomada al identificar que en organismos y entidades del sector público nacional “altos directivos con responsabilidades jerárquicas pretenden encontrarse abarcados por las previsiones de la norma” que beneficia a los trabajadores con la doble indemnización. El escrito aclara que esta fue restituida mediante el decreto 34/2019 “para atender la situación de vulnerabilidad de los sectores más desprotegidos y, al mismo tiempo, evitar que se acreciente el nivel de desprotección de los trabajadores y trabajadoras formales, de modo de poder establecer pautas esenciales para el incremento de la demanda y la consecuente puesta en marcha del aparato productivo”. En ese marco, el Ejecutivo sostiene que al disponer de esa medida “se aludió a la dinámica del empleo asalariado registrado privado”.

En Vialidad Nacional, por ejemplo, había gerentes que se negaban a dejar sus puestos, pedían la doble indemnización, no devolvían bienes pertenecientes al organismo -como autos, teléfonos y notebooks- y en el caso de los autos, habían dejado cerca de 600 mil pesos de deuda en multas. Fuentes del Ministerio de Obras Públicas informaron que las liquidaciones que se hicieron a esos funcionarios finalmente no contemplaron la doble indemnización, y además les fueron descontadas las infracciones de tránsito que tenían los autos que manejaban.

En el caso de la Anses, los funcionarios que ocupaban cargos jerárquicos y que eran subdirectores y directores generales, también fueron despedidos sin la necesidad de pagarles la doble indemnización. Desde la nueva gestión recordaron que el ex director, Emilio Basavilbaso, había sacado una resolución que pretendía pasar a planta permanente a personal político, a la que el nuevo director de Anses, Alejandro Vanoli, le dio de baja.

Según informaron fuentes del Ministerio de Transporte, en Trenes Argentinos realizaron acuerdos de despido con los gerentes de empresas como ADIF SE, dedicada a infraestructura, pagando la indemnización simple en seis cuotas. De ese modo liberaron la línea gerencial pero, detallaron, recién en las próximas semanas comenzarán a negociar la desvinculación de los funcionarios que siguen ocupando las subgerencias.

Aún resta saber qué sucederá con los más de 60 directivos del Pami que pedían la doble indemnización y los más de 25 funcionarios que también la reclamaban en Aerolíneas Argentinas. A partir del decreto de este lunes tendrán el impedimento legal de hacerlo.

 

Fuente: Página 12

× Whatsapp