“Queda claro que es un ataque de odio”: Repudian el vandalismo en los bancos de la diversidad y Casa Azul

Activistas por los derechos LGBTIQ+ expresaron su repudio ante los ataques a los bancos de la diversidad en la Plaza Pringles, la placa conmemoratoria a Azul Montoro – joven trans asesinada en 2018 – y el frente del centro cultural Casa Azul. Convocan a una conferencia de prensa y actividades para resarcir los daños el próximo jueves.

Los hechos ocurrieron el martes pasado, en la madrugada luego de las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer. Bajo la firma “brigada mata progres”, un grupo vandalizó los bancos con mensajes de odio  y rompieron la placa, que dejaron en el centro cultural junto a carteles incendiados. Ambos espacios ya habían sido vandalizados y reparados este año.

“Queda totalmente claro que es un ataque de odio, un acto de desprecio y un intento de represión con estos intentos de vandalismo. Repudiamos completamente este acto homo lesbo trans odiante” afirmó la activista trans Karla Heredia. “Sólo el hecho de pintar la esvástica, ya queda claro cuál es el pensamiento”

“Les pedimos a las diferentes áreas de diversidad, tanto del municipio como de la provincia, intervenir para que no sigan sucediendo estos hechos” agregó.

“Consideramos que hay un desequilibrio tremendo en toda la cobertura morbosa y prejuiciosa de las distintas formas de manifestación del 8M y qué curioso, que pocas horas después se hayan generado estos actos y en la mayoría de los medios de comunicación hubo silencio” observó Cristian Reveco, también activista.

“Insistimos en que es el segundo ataque, tanto a Casa Azul como a las bancas, entonces aparece esta desigualdad en los juicios condenatorios hacia la colectiva que lucha y se manifiesta, en este caso, por una perspectiva de género” manifestó Reveco.

La Universidad Nacional de San Luis, por medio de la Facultad de Ciencias Humanas, también se pronunció sobre el ataque, en un comunicado que lleva la firma del rector Víctor Moriñigo y de diferentes agrupaciones que trabajan por los Derechos Humanos.

“En las últimas semanas, con dolor y preocupación vemos cómo se han desplegado múltiples acontecimientos en los que se materializan discursos y prácticas concretas de odio, intolerancia y amenaza de exterminio ante la comunidad LGBTTQ+, ante referentes del campo político y de Organismos de Derechos Humanos nivel nacional y que nos retrotraen a los años más oscuros y horrorosos de nuestra historia reciente” dice la carta.

En el documento, suman a los hechos del martes pasado otros episodios considerados mensajes de odio, como “la manifestación abierta de intolerancia y odio a las diferencias puestas de manifiestos en algunas aulas universitarias y el rechazo a toda posibilidad de problematización y pensamiento crítico intentando imponer una única mirada de “Superioridad”; el ataque material y físico acontecido la semana pasada a una chica trans en la ciudad de Villa Mercedes”.

“Nos convocan a un estado de alerta permanente y a asumir un posicionamiento claro y contundente en defensa de los principios que sustentan la vida en común en la que la igualdad, el respeto a la dignidad de cada ser humano y la lucha por la conquista de más Derechos, sea un horizonte de posibilidad” advierte el documento.