Quedó en libertad el policía que mató a presunto ladrón en el Parque Industrial Norte

La jueza penal Virginia Palacios decidió anoche liberar al alférez de Policía José Francisco Zárate Castro, quien sin embargo quedó procesado por el homicidio de Jorge “el Coreano” Britos el 25 de mayo pasado. El cambio de calificación legal de la causa fue la clave para que el agente de seguridad recuperase la libertad.

 

La resolución de la jueza se conoció anoche a última hora sobre el filo del plazo para la resolución, que es de 48 horas luego de la prórroga de detención.

 

Entre los puntos importantes del auto de procesamiento, Palacios sostuvo que Britos “y un conjunto de personas no determinado” estaban “en plan delictivo” en el predio de la fábrica AVH. Queda firme, así, la hipótesis de que “el Coreano” salió a robar esa noche, algo que ya había señalado su novia y madre de sus dos hijos: que esa noche su pareja fue “a hacerse unos cobres” porque planeaba robar cables.

 

“Se tiene pues, que Zarate intervino porque debía hacerlo. Lo hizoinicialmente ajustando su comportamiento a la normativa que regula la función policial, pero concluyó en un acto excesivo que merece ser juzgado en una etapa posterior. En esto debemos ser absolutamente prudentes y claros: un policía tiene un deber de actuar y hacer cesar los efectos del delito, evitando que se ponga en riesgo su vida o la de terceros, pero no puede apartarse de los límites que la ley fija.

Indudablemente no lo impulsa el dolo propio de quien desde un inicio se ha propuesto consumar un delito ya que, como adelantamos, eso no daría lugar a discusión alguna en el plano que nos ocupa. Pero sus excesos no lo eximen de incurrir en responsabilidad penal si, aun con otro propósito aceptado, no guarda razonabilidad en el medio al que decidió recurrir (CAMARA NACIONAL DE APELACIONES EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL ­ SALA 6 CCC 74191/2017/CA1 CHOCOBAR, Luis Oscar)”, sostuvo la jueza echando mano al fallo Chocobar, el caso del policía que ejecutó por la espalda al cómplice de un ladrón en Buenos Aires.

 

 

Zárate había sido indagado por “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” pero Palacios cambió la calificación legal a “homicidio agravado por el uso de arma de fuego con exceso en el cumplimiento del deber”.

 

Y agregó: “No avizorando la concurrencia de pautas objetivas a partir de las que resultare darle inferir la existencia de riesgo procesal, dispóngase la inmediata libertad” del alférez.

 

Britos murió por un disparo en el abdomen que salió del arma reglamentaria del policía que esa noche hacía un trabajo de seguridad en la fábrica Multifer.