Quince años de prisión para los jefes de la banda narco “Los Monos”

Pasaron 19 años desde que fue atrapado por primera vez Máximo Cantero, alias Viejo, entonces líder de Los Monos, con un cargamento de marihuana en Itatí, Corrientes. Hasta ayer ninguno de los integrantes de esta organización con sede en Rosario había sido condenado por narcotráfico, pero pasadas las 16, el Tribunal Oral Federal de Rosario sentenció finalmente a Ariel Cantero, alias Guille, a 15 años de prisión, y a su lugarteniente Jorge Chamorro, a 17.

 

Con este fallo en la causa llamada Los Patrones, que se inició en noviembre de 2015, se cerró una etapa en la Justicia Federal de Rosario, que hasta ahora no había juzgado nunca por producción y comercialización de estupefacientes a la banda que operó en esta ciudad en los últimos 20 años, y que más allá de la venta de drogas montó un engranaje de extrema violencia para sostener el negocio ilegal, que provocó que Rosario llegara a tener una tasa de 21,4 homicidios cada 100.000 habitantes en 2013.

El fiscal Reynares Solari dijo tras los alegatos que se remitieron a la fiscalía nuevas puntas que surgieron de la causa que apuntan a las complicidades que tejieron Los Monos y que se fortalecieron cuando estaban en prisión. En el allanamiento en noviembre de 2015 a la cárcel de Piñero se secuestró un teléfono celular de Chamorro en el que están agendados los números de policías, como un agente de Inteligencia de Drogas Peligrosas, que fue absuelto en la causa provincial, y el jefe de la barra brava de Rosario Central, Andrés Bracamonte, quien está siendo investigado desde hace tiempo en la Justicia Federal. En el juicio provincial fueron condenados nueve policías por ser parte de la banda narcocriminal.

 

Una multa irrisoria Ariel Cantero tendrá que pagar, además, una multa de $25.000, un monto que es similar al que se cobra por la infracción de tránsito más severa, como manejar alcoholizado. El valor de la multa que deberá pagar el líder de Los Monos contrasta con el poder económico que esta organización acumuló, y que nunca se vio en riesgo, ya que no hay ninguna investigación avanzada sobre lavado de dinero en la Justicia Federal contra los miembros de la banda.

 

Las multas que se imponen a los condenados por narcotráfico se establecen, según la nueva normativa que se cambió en 2018, en base al valor de un formulario de inscripción de operadores en el Registro Nacional de Precursores Químicos. El costo de ese formulario es de $3000 pesos. Hay una escala para cada delito de la ley de estupefacientes que establece un monto. En el caso de Los Monos, según informaron abogados que litigan en ese fuero, se estableció una escala en base a cuando fueron detenidos y luego procesados, que fue a fines de 2015. En ese momento, esa escala imponía una multa de $25.000. Este año las multas se incrementaron hasta superar los $2.000.000.

 

 

Fuente: LaNacion