Randazzo se mete en la puja en el peronismo por la AFIP y la Aduana

En el peronismo continúa el reacomodamiento de cuadros políticos en caso de que en veinte días se ratifique el resultado de las PASO. La AFIP y la Dirección General de Aduanas van a ser puntos clave en la agenda de Alberto Fernández y su modelo económico orientado a dar un salto exportador. Por eso, Florencio Randazzo puso como una de sus condiciones para cerrar con el albertismo que frente a la aduana quede un hombre de su confianza, Marcelo Fernández, empresario pyme, presidente de CGERA, y con quien se conocen de cuando el empresario organizaba foros empresarios con aduaneros para resolver los problemas de importaciones que enfrentaban los empresarios.

 

En ese entonces, Randazzo era ministro del Interior y Fernández trabajaba junto al contador Carlos Sánchez, hombre del chaqueño Capitanich, bajo la órbita de la directora de la Aduana, Silvina Tirabassi. Durante el gobierno de Cambiemos, Fernández fue de los primeros en denunciar la elevada mortandad pyme por la apertura de las importaciones a “precio vil”.

 

Quién es el empresario que asesora a Kicillof en la estrategia de salvataje a las pymes

LPO consultó al empresario pyme por la posibilidad de quedar frente a la Aduana, pero aseguró no estar al tanto del pedido de Randazzo: “A mí, de la Aduana nadie me dijo nada. Es verdad que por el trabajo que hicimos conozco bien a la Aduana y a los aduaneros, pero no estoy al tanto”, dijo Fernández.

Por el contrario, aseguró en estos momentos estar con el objetivo de articular el empresariado con las secretarías de Porducción de las provincias y los municipios “para que cuando un empresario pyme vaya por una problemática puntual le responda del otro lado un empresario que conozca la urgencia del día a día y no un funcionario que a lo mejor se demora 30 días en darle al empresario una respuesta”.

 

Precisamente, fue el ex jefe de gabinete Jorge Capitanich, quien pidió que Carlos Sánchez, otrora director de la Aduana y hombre de su confianza pasara a ocupar el cargo máximo en la Administración Federal de los Ingresos Públicos. Según pudo saber LPO, Sánchez está interesado también en que su esposa, Laura Fabiana Sambanca, quien ocupe un importante cargo en la DGI.

Sambanca en el año 2013, cuando su marido dejó de ser el secretario de Gabinte y Coordinación administrativa o vicejefe de gabinete para pasar a ser Director General de Aduanas, ella lo reemplazó en el cargo como número dos del “Coqui”.

 

Sánchez también fue uno de los llamados a declarar por el juez Aguinsky en la causa de los containers que ingresaban sin control al país junto con Guillermo Michel. Pero la declaratoria de Sánchez tuvo una impronta difícil de olvidar para los presentes porque terminó llorando delante del juez.

Para Sánchez es una posibilidad inédita la de suceder a Leonardo Cuccioli como máximo responsable de la AFIP pero también es un riesgo. La AFIP bajo la dirección de Alberto Abad recabó toneladas de información en sumarios e investigaciones contra empresarios fuertemente vinculados al kirchnerismo y seguramente se ves políticamente compelido a contradicir a Abad y retirar a la AFIP como querellante en multiplicidad de causas como la de las estaciones de servicio Oil que llevaron a Cristóbal López a prisión.

 

De hecho, el hombre natural para la conducción de la AFIP bajo una presidencia de Alberto Fernández sería Claudio Moroni, su número dos al frente de la Superintendencia de Seguros y a quien Alberto, más adelante en calidad de jefe de Gabinete, ya puso en el cargo en el 2003. Tal vez por eso Moroni no se deja seducir por el cargo y prefiere el bajo perfil. Es absolutamente consciente de que enfrentaría serios riesgos hasta penales por dar marcha atrás con las acusaciones de Abad.

 

Y, desde luego, falta el pronunciamiento de Cristina acerca de cómo constituir la AFIP, la Aduana y la DGI en un eventual nuevo mandato peronista. De momento no trascendió un candidato de su simpatía para el cargo, pero sí se encargó de manifestar su voluntad de que Galuccio vuelva a YPF. También hizo público que quiere que sea Wado de Pedro quien quiere al frente del Ministerio de Interior y tiene particular interés por la AFIP y también por la AFI, sobre las que todavía no hizo declaraciones,

 

Fuente: LaPoliticaOnline