Realizaron una inspección ocular en el calabozo donde murió Magalí Morales

Como lo habían anticipado los abogados Santiago Calderón Salomón y Federico Putelli durante una conferencia de prensa la semana pasada, este viernes se realizó la inspección ocular programada en la comisaría donde murió Florencia Magalí Morales en Santa Rosa. El recorrido contó con la presencia del juez a cargo de la causa, Jorge Pinto, el fiscal Roberto Silvestre y especialistas en criminalística.

Por los diferentes estados sanitarios que atravesó la provincia este año, la inspección fue postergada en varias ocasiones, luego de que los defensores la solicitaran en agosto.

La visita a la Comisaría 25º se planteó bajo la necesidad de analizar las posibilidades de que Morales pudiera concretar un suicidio en el lugar. Según declararon los representantes legales de su familia, la mujer no quedó detenida en una celda, sino en un antiguo calabozo sin rejas ni barrotes. Ambos expresaron que fue una jornada “positiva” para la investigación.

Las imágenes de la nueva inspección serán contrastadas con las que tomaron efectivos al comienzo del caso, para descartar que haya habido refacciones edilicias entre unas y otras. Esta será la última medida que pueda concretarse en la investigación en torno a la muerte de la mendocina de 39 años antes del comienzo de la feria judicial, a menos que lleguen los resultados de las muestras que se enviaron para que las analice el Cuerpo Forense de La Pampa.