Receta de conitos de dulce de leche: rápidos, económicos y riquísimos

A la hora de la merienda, no tienen contrincante. Los conitos de dulce de leche unen los ingredientes soñados de todo goloso: dulce de leche, el clásico argentino; chocolate, una delicia universal; y una base de galletita que sostiene estas pequeñas obras de arte. 

A pesar de su popularidad, son pocos los que se animan a preparar estos dulces desde la comodidad de la casa, prefiriendo comprarlos de la panadería del barrio. Si bien la construcción o el chocolate derretido pueden parecer intimidantes, lo cierto es que esta receta termina siendo de lo más simple, además de ser liviana en el bolsillo por su reducida lista de ingredientes.

La receta de hoy es ideal para principiantes, pero si gustan elevar este sencillo postre siempre se puede variar en el relleno. Para esto se puede agregar un pedazo de nuez en el corazón de cada conito, solo basta con pegar con un botón de dulce de leche la nuez a la base de galleta y completar el conito con el relleno.

Ingredientes

Para 20 porciones

  • 125 g de manteca blanda
  • 125 g de azúcar impalpable
  • 1 cucharada de cacao amargo
  • 1 huevo
  • 220 g de harina 0000
  • 500 g de dulce de leche repostero
  • Chocolate cobertura, cantidad necesaria

Modo de preparación

  1. Para comenzar, en un bol batir la manteca con el azúcar y el cacao. Luego, agregar el huevo y una vez incorporado a la mezcla, la harina tamizada.
  2. Mezclar hasta formar una masa uniforme. Envolver en film y llevar a heladera por 1 hora.
  3. Con la ayuda de un palo de cocina, estirar la masa hasta que quede fina (aproximadamente, 5 mm de alto).
  4. Cortar 20 círculos de 4 cm de diámetro y ponerlos en una placa enmantecada. Hornearlos a 175° grados durante 10 o 12 minutos y dejarlos enfriar.
  5. Vertir el dulce de leche en una manga repostera y, sobre cada base de galleta, construir el cono.
  6. Mientras los conitos se enfrian en la heladera por 15 minutos, fundir el chocolate cobertura.
  7. Tomar los bocaditos por la base y sumergir en el chocolate solo la punta de dulce de leche. Dejar solidificar.
  8. Una vez enfriados, bañarlos completamente en el chocolate. Dejar enfriar en heladera y mantenerlos a temperatura fresca.

Un consejo: Si en casa no hay ganas de conitos de dulce de leche, con la misma masa e ingredientes se pueden hacer alfajores de dulce de leche bañados en chocolate. Solo se necesita usar las bases de los conitos como tapas, incluir una capa de dulce de leche entre ellas y bañar el alfajor en el chocolate derretido.

Fuente: Crónica

× Whatsapp