Receta para Pascuas: deliciosas empanadas de vigilia

Durante Semana Santa, principalmente viernes y sábado Santo, es una tradición evitar las carnes rojas. Es por ello que las empanadas de vigilia son una receta tradicional que se replica en el mundo.

Las empanadas son versátiles, ricas y hay miles de opciones para hacerle el picadillo o relleno. De choclo y salsa blanca, de cebolla y queso, de atún y espinaca. Las combinaciones son diversas y podemos disfrutar de una comida rica cumpliendo la tradición. Hoy te enseñamos la receta de las clásicas empanadas de atún. Así que, comencemos.

Ingredientes:

  • 2 latas de atún
  • 1 cebolla picada
  • 1 tomate picado
  • 2 huevos cocidos (duros)
  • ½ pimiento rojo picado
  • 1 pimiento verde picado

Condimentos:

  • pimentón, sal, pimienta
  • 1 huevo batido
  • 1 docena de tapas de empanadas de hojaldre

Elaboración:

Comenzamos preparando el relleno. Colocamos en un wok o sartén la cebolla, el tomate y el atún. En caso de que el atún sea al agua debemos escurrir bien, de lo contrario, si es atún en aceite podemos aprovechar ese mismo para cocinar el resto de los ingredientes, añadiendo más de ser necesario.

Cuando la cebolla ya esté transparente, agregamos los pimientos y cocinamos por unos minutos. Luego condimentamos a gusto con pimentón, sal y pimienta, probando la preparación hasta que esté sazonada a nuestro agrado. El en caso del huevo cocido, tenemos dos opciones. O los agregamos una vez terminada la cocción del relleno o bien podemos agregarlo directamente cortado en trocitos sobre la masa de empanada.

Dejamos enfriar el relleno antes de armar las empanadas para evitar que la masa se rompa. Con ayuda de una cuchara, distribuimos el relleno en las doce tapas de empanadas y cerramos mojando un poco la masa con un poquito de agua, doblándolas a la mitad y presionando para que se peguen ambos bordes, hacemos el repulgue y llevamos a una bandeja previamente aceitada.

Las pintamos con el huevo batido y las llevamos a un horno máximo por aproximadamente 20 minutos o hasta que veamos que la masa ya no se transparenta. ¡Y listo! En poco tiempo resolvimos la preparación de Semana Santa.

Fuente: MDZ

× ¿Te ayudamos?