Rectores de universidades públicas evalúan “cerrar las puertas” por los recortes de Macri

La política universitaria que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri podría generar el primer lockout universitario en muchos años. Es que la baja de los contratos con todas las instituciones nacionales, anunciado por el Ejecutivo, impactó de lleno. Es que más allá de los contratos cuestionados que se hicieron durante el gobierno anterior, muchos otro eran para realizar no sólo auditorias, sino además investigaciones o colaboraciones en proyectos de infraestructura.

 

Como consecuencia de la merma en los ingresos desde hace algunas semanas que los rectores de las diferentes universidades nacionales comenzaron a juntarse para delinear un plan de acción. La herramienta que surgió fue la chance de realizar un lock out. ¿Qué significa esto? Que las puertas de todas las instituciones se cerrarán hasta que se cambie la postura. No es un paro o una medida gremial, es directamente cerrar con llave las puertas.

 

Sin embargo, para que eso suceda se necesita sumar una sola adhesión pero clave: la Universidad de Buenos Aires (UBA).Es la de mayor presupuesto y relevancia en todo el país. Si fuera una provincia ocuparía el octavo lugar en el ranking de las que más dinero recibe. Uno de los sectores de la conducción de dicha universidad mantiene estrechos lazos con Cambiemos y por esos motivos buscan poner paños fríos a la situación.

 

“Por más que la Universidad de Avellaneda, la de La Matanza, la de San Martín o la que vos prefieras quiera hacerlo e impulsarlo, si la UBA no está no se hace. Es así de simple”, explicaron a este medio desde el oficialismo en donde además sostuvieron que ven muy difícil que el reformismo avance en esa postura.

 

Mientras tanto fuentes universitarias no sólo confirmaron la situación sino que además adelantaron que de concretarse la medida apuntaría a dos semanas cuando terminen las vacaciones de invierno. La posibilidad de una paralización de las actividades fue reconocida por el rector de la Universidad de Tierra del Fuego (UNTDF), Juan José Castellucci.

 

“En agosto nos volvemos a sentar los rectores en el comité ejecutivo y hay versiones de que quieren enfrentar más firmemente esto que está ocurriendo”, explicó. “Si la UBA acompaña, esto va a tener un vuelco favorable en poco tiempo. Por lo menos tiene que participar Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Rosario, y creemos que van a participar”, aseguró el fueguino.

 

El decreto que da de baja los convenios tendrá un impacto muy grande en las universidades, dado que “para la UBA representa el 40 ó 50% del presupuesto”, sostuvo Castellucci. En el caso de la UNTDF, estaría en juego el convenio de administración del parque nacional que se viene renovando todos los años. “Es un convenio por el cual nuestros alumnos hacen pasantías, tienen una práctica muy buena en el parque, en el manejo de idiomas y asesorando a los turistas. Para nosotros es importante por la capacitación de los alumnos y, también deja algunos pesos”, dijo.

 

“Con ese dinero nosotros hacemos inversiones en equipamiento, ropa, folletería y nos afectaría, pero a la UBA creo que la va a matar, porque todo el tema de auditorías con el gobierno nacional lo lleva la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Ellos deben tener un presupuesto de 20 mil millones de pesos y de servicios a terceros deben tener un 40 ó 50% de ese presupuesto. Esto va a afectar notablemente el funcionamiento”, sentenció.

 

 

Fuente: BigBangNews