Regresan los micros de larga distancia: ¿qué condiciones cumplirán?

Tras nueve meses sin rodar por las rutas nacionales, los micros de larga distancia y todo el transporte interurbano automotor podrá volver a sus funciones tras ser aprobado por el Ministerio de Transporte. La medida incluye un marco regulatorio que deberán cumplir por protocolo para disminuir el riesgo de contagio de coronavirus.

En la Resolución 293/2020 publicada en el Boletín Oficial y firmada por el ministro de Transporte, Mario Meoni, se considera que “resulta claramente necesario e indispensable habilitar su actividad de transporte para el turismo, dada la urgente necesidad de ofrecer a los turistas la posibilidad de trasladarse hacia los diferentes centros turísticos del país”.

El texto también expone que las nuevas condiciones que se tomarán para permitir el regreso de los micros larga distancia aplicarán para los ferrocarriles interurbanos como son los que tienen destino a Mar del Plata o a Tucumán por ejemplo, que ya retomaron el servicio hace algunas semanas.

Desde el primero de diciembre está habilitada la temporada de verano para el turismo en la Provincia de Buenos Aires y en la mayoría de los centros del país hasta el mes de abril. Dentro del territorio bonaerense se solicitará tener la App Cuidar Verano para poder concurrir a las ciudades de la costa.

¿Qué condiciones deben cumplir los micros?

En el texto publicado en el Boletín Oficial, el Ministerio de Transporte especifica algunas normas que deberán respetarse a la hora de reanudar el servicio por parte de los micros larga distancia y remueve otras condiciones que correspondían a la etapa de cuarentena estricta.

En primer término, sólo podrán realizarse viajes a los lugares que se encuentran en Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) en el último decreto presidencial del 29 de noviembre. Las ciudades que no estarán habilitadas son Bariloche, en RIo Negro, y Puerto Deseado, en Santa Cruz, hasta que no cambien de fase.

En segundo lugar, las empresas podrán completar el 80% de los asientos disponibles en las unidades, porcentaje que también regirá para los trenes. Es una capacidad superior a otras que se han habilitado, las cuales generalmente rondan el 50 por ciento del total, para que haya al menos un lugar vacío entre las personas.

También especifica que deberán tener comienzo y fin del recorrido en terminales autorizadas por las autoridades locales para que puedan hacerse todos los controles sanitarios que solicite cada lugar.

Por último, remueve la necesidad de tener un Certificado Único de Circulación para poder acceder al micro o tren, por lo que solo se deberán cumplir con las normativas que imponga el lugar de destino.

aviso_238089

Fuente: BAE Negocios

× ¿Te ayudamos?