Reinserción social mediante el rugby: el fundador de Los Espartanos visitó la Penitenciaría de San Luis

Eduardo Oderigo, fundador de Los Espartanos, el equipo de rugby de presos que promueve la reinserción social de los reclusos, visitó este viernes el Complejo Penitenciario de San Luis y brindó una charla a Los Redimidos (el equivalente local de Los Espartanos) y a funcionarios judiciales, entre los que estuvo la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Lilia Ana Novillo.

Oderigio, abogado penalista de 49 años, impulsa desde hace una década la enseñanza del rubgy en cárceles para reducir los índices de reincidencia y lograr la reinserción social de los reclusos.

Hace más de 10 años creó, en la Unidad 47 de San Martín, Los Espartanos. Esa idea se empezó a expandir a casi 50 cárceles del país, y encontró su lugar en el penal puntano.

El equipo de rugby de presos original no llegaba a las 15 personas en sus inicios: en la actualidad supera los 350 jugadores en la cárcel de máxima seguridad, ubicada en la localidad bonaerense José León Suárez. La experiencia, a su vez, se imitó en varios países de la región y de Europa.

Sucede que desde que se aplica en la cárcel de San Martín, la reincidencia delictiva bajó del 65% al 5%, contagiando además los valores del deporte. Los internos no solo juegan rugby, también estudian.

En San Luis la iniciativa comenzó a tomar forma a mediados de 2017 a partir de un proyecto que impulsó Rafael Berruezo, -abogado y de contacto directo con Oderigo-, y que contó con el apoyo del Poder Judicial de San Luis.

Pocos meses después, hacían su presentación en sociedad “Los Redimidos”, integrado por presos del Complejo Penitenciario Nº 1, cuya madrina es Lilia Novillo, ya entonces ministra del STJ. El penal puntano cuenta ahora también con un equipo de rugby femenino.

“La herramienta del tackle, además de ser usada para bajar la violencia también es utilizada para decir yo puedo. Así como puedo tacklear a un gigante, puedo estudiar, trabajar, ser otra persona, cambiar”, dijo “Coco” Oderigo, parado ante un puñado de jugadores y jugadoras de los clubes locales de Los Teros, Chancay Rugby y Los Redimidos.

Esas mismas personas, minutos después iban a ser los y las protagonistas del día, jugando un amistoso ante la mirada atenta del fundador de Los Espartanos.

“Este proyecto me enseñó a bajar los prejuicios, mirar a personas y decir ´este tipo no cambia´ y al año es el referente del equipo, y salió en libertad y puso un comedor en el barrio”, señaló Coco y agregó: “Además, aprendí a pedir perdón. Antes decía ´perdón, pero…´, ahora digo perdón y nada más, sin buscar justificativos, y eso te abre un montón de puertas”.

Novillo también se dirigió a los presentes y manifestó su alegría por el avance el proyecto: “La última vez que estuve acá estaban jugando los muchachos, pero ahora veo que se han adherido las chicas, me encanta. Esperamos que esto sea para ustedes resarcirse de los malos tragos que les ha dado la vida. Cada vez que me proponen estas cosas y veo que se han realizado y que ustedes están jugando y que es algo beneficioso por cómo influyen estas actividades en los internos, uno dice valía la pena. Espero que en esta actividad encuentren un lugar de esperanza y que puedan hacer cosas que nunca pensaban que podían a hacer”.

 

Con información de Centro de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial

× ¿Te ayudamos?