Resumen del año legislativo 2018 (segunda parte)

JULIO

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se presentó en el Congreso para defender el la decisión de recurrir al FMI. Ante la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Exterior, el funcionario llamó “inédito” al acuerdo con el FMI y dijo que “es un reconocimiento al esfuerzo”.

El 4 de julio Diputados sancionó por unanimidad un conjunto de leyes de relevancia social: la “Ley Justina”, sobre donación de órganos; la “Ley Brisa”, para hijos de víctimas de femicidio; y la Ley de Regularización Dominial de villas.

El 10 de ese mes comenzaron las audiencias públicas de las Comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado, por donde desfilaron menos expositores que en Diputados, pero algunos repetidos, para dar su visión sobre el proyecto de aborto. Las jornadas continuaron incluso en el receso invernal.

Inés Weinberg de Roca, la candidata del presidente para el cargo de procuradora general, pasó la audiencia pública en la Comisión de Acuerdos del Senado sin mayores sobresaltos.

AGOSTO

El mes comenzó con el estallido de la causa de los “cuadernos de las coimas” y un llamado a indagatoria de la expresidenta y senadora Cristina Kirchner. Ese mismo día, Peña asistió a la Cámara baja para brindar un nuevo informe, en el que negó que haya “una crisis estructural” e insistió en defender la política económica del Gobierno.

En comisiones, los senadores a favor del aborto legal no llegaron a reunir las firmas reglamentarias para alzarse con un dictamen de mayoría, mientras que los legisladores en contra suscribieron un despacho de minoría. Con una tendencia en contra, que se volvió irreversible con el anuncio del tucumano José Alperovich de su voto negativo, el proyecto de IVE se llevó al recinto el 8 de agosto en otra jornada histórica, que al igual que en junio congregó a miles de personas en las afueras del Parlamento. Pasadas las 2 de la madrugada, la ley resultó rechazada con 38 votos en contra, 31 positivos y dos abstenciones.

Luego de la extensa sesión por el aborto, Cambiemos llamó a una sesión especial que no reunió quórum, para tratar la autorización de allanamientos a propiedades de Cristina Kirchner, ordenados por el juez federal Claudio Bonadio. El 13 de ese mes, la exmandataria presentó un escrito ante el magistrado, en el que afirmó ser “sometida” a una “persecución judicial” desde que asumió Macri. Dos días después volvió a fracasar una sesión pedida por el oficialismo por los allanamientos. Ese día se estuvo a uno del quórum, y a Cambiemos le faltaron dos senadores. Finalmente, el 22, con el voto afirmativo de Cristina incluida, el Senado autorizó por unanimidad los operativos, aunque sin las condiciones que requería la líder de Unidad Ciudadana. En esa misma sesión se aprobó con modificaciones el proyecto de extinción de dominio propuesto por el justicialismo y acompañado por el resto de la oposición.

SEPTIEMBRE

En medio de la hecatombe económica, el presidente Mauricio Macri anunciaba que se estaba avanzado “muy bien” con sectores de la oposición en la confección del Presupuesto 2019. Antes de la llegada de la “ley de leyes” al Congreso, el Gobierno debió dar macha atrás con el recorte en asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país -medida que había despertado críticas internas-; y, por otro lado, consiguió el dictamen de validez del DNU 756/18 que eliminó el Fondo Federal Solidario, más conocido como “Fondo Sojero”.

Para desactivar una sesión pedida en Diputados por la eliminación del Fondo Sojero, el Ejecutivo creó por decreto un “Programa de Asistencia Financiera” de $4.125 millones, destinado a las provincias para compensar parte de la pérdida de estos recursos. Hacia fin de mes, Dujovne volvió a la Cámara baja para responder preguntas de los legisladores. También se presentó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

OCTUBRE

El segundo día del mes, la oposición vació la Bicameral del Ministerio Público impidiendo que pueda asumir como presidenta Elisa Carrió. La diputada de la Coalición Cívica denunció “proscripción” y, al día siguiente, renunció a la posibilidad de presidir dicha comisión. Pero ese mismo día también, a través de Twitter, estalló contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por sus dichos sobre la detención de un expresidente. 24 horas después, Carrió fue más allá y anunció que pediría el juicio político contra el funcionario. Por esas horas, la justicia absolvió al senador Carlos Menem en la causa por contrabando de armas.

Continuando en el plano judicial, en la primera semana de octubre se confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la diputada Aída Ayala. Además, se conoció la sentencia de 5 años y 8 meses de prisión para Julio De Vido, el diputado desaforado y preso, por la Tragedia de Once.

En una sesión que atravesó momentos de máxima tensión, y tambaleó por el reclamo de diputados opositores por los incidentes en las afueras del Congreso, el oficialismo conquistó la media sanción del Presupuesto 2019 en la mañana del 25. Fue con 138 votos positivos, 103 negativos y 8 abstenciones. También se avanzó con el paquete de proyectos económicos complementario.

Hacia fin de mes, el Senado arrancó con el debate del Presupuesto: en una sucesión de reuniones recibió a los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda); Carolina Stanley (Desarrollo Social); y Dante Sica (Producción y Trabajo).

NOVIEMBRE

El senador formoseño José Mayans encabezó una rebelión dentro del bloque PJ, originada por el Presupuesto y el Fondo Sojero, que se vio evidenciada con la visita de Rogelio Frigerio a la Comisión de Presupuesto. Allí, el legislador acusó al funcionario de “extorsionar” a “gobernadores y senadores” y, además, se cruzó con Miguel Pichetto. Pese a las internas del justicialismo, Cambiemos logró los dictámenes del Presupuesto y el paquete de leyes económicas. Antes de la sesión, Pichetto perdió dos senadores: los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin pegaron el portazo.

El 14 de ese mes, tal como quería el Gobierno, el Presupuesto 2019 fue sancionado por el Senado. La ley cosechó 45 votos positivos, 24 negativos y una abstención. El oficialismo contó con apoyo de una porción del peronismo no K y de partidos provinciales.

En noviembre, el oficialismo frenó en Diputados una definición sobre Aída Ayala. Mientras tanto, en el Senado no reunió quórum la sesión para votar el desafuero de Cristina Kirchner, en el marco de la causa de encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA.

A fin de mes, el Gobierno decidió que llamaría a sesiones extraordinarias para tratar el proyecto de Bienes Personales, que quedaba pendiente por los cambios recibidos en el Senado. También se encontraba la cuestión del tributo a cooperativas y mutuales. Ambas eran iniciativas que iban a la par del Presupuesto. Con el escándalo del River-Boca de por medio, el Ejecutivo envió nuevamente al Congreso un proyecto para agravar penas por los delitos cometidos en eventos futbolísticos y tendiente a castigar a las barras bravas.

 

DICIEMBRE

Por decreto, el presidente Mauricio Macri convocó a sesiones extraordinarias desde el 3 de diciembre al 21 de diciembre, con un temario de 40 puntos. Ese plazo después se extendería hasta el 28 de diciembre. Los temas más rimbobantes tenían que ver con la ley “anti-barras” y una nueva normativa sobre el financiamiento de los partidos políticos. Sobre este último tema, el proyecto que se incluyó fue el que el Gobierno había presentado en Diputados. Pero la falta de acuerdos con la oposición y hacia el interior de Cambiemos dejaron trunco el debate. Otra vez por redes sociales, Carrió salió a decir que su espacio no votaría a favor de que las empresas puedan ser aportantes. El Ejecutivo incorporó entonces un expediente de la Cámara alta, donde el oficialismo intentó entonces reflotar la iniciativa, ya que en noviembre había tenido dictamen un proyecto consensuado. Sin embargo, las diferencias en el PJ terminaron por postergar también la discusión allí.

Las comisiones de Legislación Penal y de Deportes de Diputados se abocaron al tratamiento del proyecto sobre violencia en el fútbol y, el jueves 6, mismo día de la sesión en el que se pretendía aprobar, emitieron dictamen. Sin embargo, aún con el consenso de rebajar algunas penas, ese despacho recibió varias firmas en disidencia, incluidas algunas de Cambiemos. Finalmente se postergó el debate, en pos de alcanzar mayores acuerdos. En la última sesión extraordinaria en la Cámara baja se llevó nuevamente la iniciativa al recinto, e incluso obtuvo la aprobación en la votación en general -con 201 votos positivos, ninguno negativo y tres abstenciones-, pero se truncó en la discusión en particular y fue devuelta a comisiones.

En Diputados se convirtió en ley el proyecto sobre el impuesto a los Bienes Personales; la reforma del Código Procesal Penal; y la lista de cónsules y vicecónsules honorarios propuestos por gobiernos extranjeros, entre ellos el de Nicolás “Nicky” Caputo en Singapur.

Por su parte, en extraordinarias, el Senado sancionó la “Ley Micaela García”, que establece la capacitación en género para los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado; el nuevo tributo especial para mutuales y cooperativas; la liberación del precio del papel para diarios; la nueva Ley de Vacunas; y la creación de la Cédula Escolar Nacional; entre otros proyectos.

La última sesión de Cámara alta estuvo marcada por la defensa que emitió ante sus pares el senador radical Juan Carlos Marino, denunciado por acoso sexual por la empleada legislativa Claudia Guebel.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires

Resumen del año legislativo 2018 (segunda parte)

JULIO

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se presentó en el Congreso para defender el la decisión de recurrir al FMI. Ante la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Exterior, el funcionario llamó “inédito” al acuerdo con el FMI y dijo que “es un reconocimiento al esfuerzo”.

El 4 de julio Diputados sancionó por unanimidad un conjunto de leyes de relevancia social: la “Ley Justina”, sobre donación de órganos; la “Ley Brisa”, para hijos de víctimas de femicidio; y la Ley de Regularización Dominial de villas.

El 10 de ese mes comenzaron las audiencias públicas de las Comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado, por donde desfilaron menos expositores que en Diputados, pero algunos repetidos, para dar su visión sobre el proyecto de aborto. Las jornadas continuaron incluso en el receso invernal.

Inés Weinberg de Roca, la candidata del presidente para el cargo de procuradora general, pasó la audiencia pública en la Comisión de Acuerdos del Senado sin mayores sobresaltos.

AGOSTO

El mes comenzó con el estallido de la causa de los “cuadernos de las coimas” y un llamado a indagatoria de la expresidenta y senadora Cristina Kirchner. Ese mismo día, Peña asistió a la Cámara baja para brindar un nuevo informe, en el que negó que haya “una crisis estructural” e insistió en defender la política económica del Gobierno.

En comisiones, los senadores a favor del aborto legal no llegaron a reunir las firmas reglamentarias para alzarse con un dictamen de mayoría, mientras que los legisladores en contra suscribieron un despacho de minoría. Con una tendencia en contra, que se volvió irreversible con el anuncio del tucumano José Alperovich de su voto negativo, el proyecto de IVE se llevó al recinto el 8 de agosto en otra jornada histórica, que al igual que en junio congregó a miles de personas en las afueras del Parlamento. Pasadas las 2 de la madrugada, la ley resultó rechazada con 38 votos en contra, 31 positivos y dos abstenciones.

Luego de la extensa sesión por el aborto, Cambiemos llamó a una sesión especial que no reunió quórum, para tratar la autorización de allanamientos a propiedades de Cristina Kirchner, ordenados por el juez federal Claudio Bonadio. El 13 de ese mes, la exmandataria presentó un escrito ante el magistrado, en el que afirmó ser “sometida” a una “persecución judicial” desde que asumió Macri. Dos días después volvió a fracasar una sesión pedida por el oficialismo por los allanamientos. Ese día se estuvo a uno del quórum, y a Cambiemos le faltaron dos senadores. Finalmente, el 22, con el voto afirmativo de Cristina incluida, el Senado autorizó por unanimidad los operativos, aunque sin las condiciones que requería la líder de Unidad Ciudadana. En esa misma sesión se aprobó con modificaciones el proyecto de extinción de dominio propuesto por el justicialismo y acompañado por el resto de la oposición.

SEPTIEMBRE

En medio de la hecatombe económica, el presidente Mauricio Macri anunciaba que se estaba avanzado “muy bien” con sectores de la oposición en la confección del Presupuesto 2019. Antes de la llegada de la “ley de leyes” al Congreso, el Gobierno debió dar macha atrás con el recorte en asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte del país -medida que había despertado críticas internas-; y, por otro lado, consiguió el dictamen de validez del DNU 756/18 que eliminó el Fondo Federal Solidario, más conocido como “Fondo Sojero”.

Para desactivar una sesión pedida en Diputados por la eliminación del Fondo Sojero, el Ejecutivo creó por decreto un “Programa de Asistencia Financiera” de $4.125 millones, destinado a las provincias para compensar parte de la pérdida de estos recursos. Hacia fin de mes, Dujovne volvió a la Cámara baja para responder preguntas de los legisladores. También se presentó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

OCTUBRE

El segundo día del mes, la oposición vació la Bicameral del Ministerio Público impidiendo que pueda asumir como presidenta Elisa Carrió. La diputada de la Coalición Cívica denunció “proscripción” y, al día siguiente, renunció a la posibilidad de presidir dicha comisión. Pero ese mismo día también, a través de Twitter, estalló contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por sus dichos sobre la detención de un expresidente. 24 horas después, Carrió fue más allá y anunció que pediría el juicio político contra el funcionario. Por esas horas, la justicia absolvió al senador Carlos Menem en la causa por contrabando de armas.

Continuando en el plano judicial, en la primera semana de octubre se confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la diputada Aída Ayala. Además, se conoció la sentencia de 5 años y 8 meses de prisión para Julio De Vido, el diputado desaforado y preso, por la Tragedia de Once.

En una sesión que atravesó momentos de máxima tensión, y tambaleó por el reclamo de diputados opositores por los incidentes en las afueras del Congreso, el oficialismo conquistó la media sanción del Presupuesto 2019 en la mañana del 25. Fue con 138 votos positivos, 103 negativos y 8 abstenciones. También se avanzó con el paquete de proyectos económicos complementario.

Hacia fin de mes, el Senado arrancó con el debate del Presupuesto: en una sucesión de reuniones recibió a los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda); Carolina Stanley (Desarrollo Social); y Dante Sica (Producción y Trabajo).

NOVIEMBRE

El senador formoseño José Mayans encabezó una rebelión dentro del bloque PJ, originada por el Presupuesto y el Fondo Sojero, que se vio evidenciada con la visita de Rogelio Frigerio a la Comisión de Presupuesto. Allí, el legislador acusó al funcionario de “extorsionar” a “gobernadores y senadores” y, además, se cruzó con Miguel Pichetto. Pese a las internas del justicialismo, Cambiemos logró los dictámenes del Presupuesto y el paquete de leyes económicas. Antes de la sesión, Pichetto perdió dos senadores: los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin pegaron el portazo.

El 14 de ese mes, tal como quería el Gobierno, el Presupuesto 2019 fue sancionado por el Senado. La ley cosechó 45 votos positivos, 24 negativos y una abstención. El oficialismo contó con apoyo de una porción del peronismo no K y de partidos provinciales.

En noviembre, el oficialismo frenó en Diputados una definición sobre Aída Ayala. Mientras tanto, en el Senado no reunió quórum la sesión para votar el desafuero de Cristina Kirchner, en el marco de la causa de encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA.

A fin de mes, el Gobierno decidió que llamaría a sesiones extraordinarias para tratar el proyecto de Bienes Personales, que quedaba pendiente por los cambios recibidos en el Senado. También se encontraba la cuestión del tributo a cooperativas y mutuales. Ambas eran iniciativas que iban a la par del Presupuesto. Con el escándalo del River-Boca de por medio, el Ejecutivo envió nuevamente al Congreso un proyecto para agravar penas por los delitos cometidos en eventos futbolísticos y tendiente a castigar a las barras bravas.

 

DICIEMBRE

Por decreto, el presidente Mauricio Macri convocó a sesiones extraordinarias desde el 3 de diciembre al 21 de diciembre, con un temario de 40 puntos. Ese plazo después se extendería hasta el 28 de diciembre. Los temas más rimbobantes tenían que ver con la ley “anti-barras” y una nueva normativa sobre el financiamiento de los partidos políticos. Sobre este último tema, el proyecto que se incluyó fue el que el Gobierno había presentado en Diputados. Pero la falta de acuerdos con la oposición y hacia el interior de Cambiemos dejaron trunco el debate. Otra vez por redes sociales, Carrió salió a decir que su espacio no votaría a favor de que las empresas puedan ser aportantes. El Ejecutivo incorporó entonces un expediente de la Cámara alta, donde el oficialismo intentó entonces reflotar la iniciativa, ya que en noviembre había tenido dictamen un proyecto consensuado. Sin embargo, las diferencias en el PJ terminaron por postergar también la discusión allí.

Las comisiones de Legislación Penal y de Deportes de Diputados se abocaron al tratamiento del proyecto sobre violencia en el fútbol y, el jueves 6, mismo día de la sesión en el que se pretendía aprobar, emitieron dictamen. Sin embargo, aún con el consenso de rebajar algunas penas, ese despacho recibió varias firmas en disidencia, incluidas algunas de Cambiemos. Finalmente se postergó el debate, en pos de alcanzar mayores acuerdos. En la última sesión extraordinaria en la Cámara baja se llevó nuevamente la iniciativa al recinto, e incluso obtuvo la aprobación en la votación en general -con 201 votos positivos, ninguno negativo y tres abstenciones-, pero se truncó en la discusión en particular y fue devuelta a comisiones.

En Diputados se convirtió en ley el proyecto sobre el impuesto a los Bienes Personales; la reforma del Código Procesal Penal; y la lista de cónsules y vicecónsules honorarios propuestos por gobiernos extranjeros, entre ellos el de Nicolás “Nicky” Caputo en Singapur.

Por su parte, en extraordinarias, el Senado sancionó la “Ley Micaela García”, que establece la capacitación en género para los funcionarios y trabajadores de los tres poderes del Estado; el nuevo tributo especial para mutuales y cooperativas; la liberación del precio del papel para diarios; la nueva Ley de Vacunas; y la creación de la Cédula Escolar Nacional; entre otros proyectos.

La última sesión de Cámara alta estuvo marcada por la defensa que emitió ante sus pares el senador radical Juan Carlos Marino, denunciado por acoso sexual por la empleada legislativa Claudia Guebel.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires