Revisarán el peritaje de Gendarmería que determinó que a Alberto Nisman lo mataron

La ministra de Seguridad Sabina Frederic anunció que revisará, junto a la Justicia, un controvertido y cuestionado peritaje de Gendarmería Nacional que determinó que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado en su departamento de Puerto Madero, el 18 de enero de 2015.

“Se montó un escenario, se replicó la escena del baño del departamento de Nisman, y eso está dentro del edificio Centinela. Vamos a intervenir, pero no en este momento, vamos a dejar pasar un tiempito; primero tenemos que hacer modificaciones en la jefatura” de la fuerza, dijo Frederic en declaraciones a Radio Diez.

La ministra hace referencia a la reconstrucción que ejecutó la fuerza de seguridad a pedido del fiscal federal Eduardo Taiano. La pericia sostuvo que el extitular de la UFI AMIA fue asesinado por dos personas que estuvieron junto a él en el baño de la unidad de las Torres Le Parc.

Fuentes del ministerio aclararon que la revisión se hará luego del cambio de autoridades en Gendarmería, todavía bajo el mando de Gerardo Otero. Frederic se toma su tiempo para definir, junto al presidente Alberto Fernández, quienes reemplazarán a los jefes actuales de todas las fuerzas.

La presidenta del PRO, que recibió un sable de manos de Otero, criticó por Twitter el anunció de Frederic: la acusó de “obligar a Gendarmería a una acción de obediencia debida”.

Los cruces entre Frederic y Bullrich por Gendarmería

Gendarmería fue la fuerza que mayor respaldo recibió durante los cuatro años del Gobierno de Mauricio Macri. Incluso más que Prefectura y la Policía Federal, en ese orden. El anuncio sobre la muerte de Nisman se suma a las declaraciones de Frederic sobre la muerte de Santiago Maldonado en el Río Chubut.

La encargada de la seguridad nacional dijo que el operativo en el caso del artesano “estuvo pésimamente realizado” y que hará una revisión de las responsabilidad en toda la “cadena de mando” de los gendarmes que participaron del procedimiento.

La llamada “doctrina Chocobar”, la defensa a Gendarmería en el caso Maldonado, el uso de armas Taser y el protocolo para el uso de armas de fuego fueron cuatro consignas que Bullrich sostuvo a capa y espada y sin fisuras durante su gestión. También la creación del Servicio Cívico Voluntario y el programa Ofensores en Trenes.

Las primeras medidas tomadas por Frederic fueron derogar los protocolos para el uso de armas de fuego y de las Taser y revocar la creación del Servicio Cívico Voluntario y el programa Ofensores en Trenes.

“El protocolo que había incorporado la denominada doctrina Chocobar fue una falsa medida de protección a las fuerzas de seguridad, demagógica y sin consecuencias reales, los fragilizaba aun más”, consideró la funcionaria.

En ese sentido, dijo que “hemos encontrado numerosos efectivos totalmente en contra de este protocolo; ellos se forman con otros principios, los del Código Penal”.

× ¿Te ayudamos?