Robaron en dos comedores comunitarios del barrio La República

Dos comedores comunitarios del barrio La República sufrieron robos de varios elementos el pasado lunes.

Los espacios afectados fueron el comedor Rincón de Luz, cuyo lugar fue revuelto y le sustrajeron varios elementos; y el comedor y huerta comunitaria Granadera Pancha Hernández, donde funciona la cooperativa República Construye, que sufrió el robo de herramientas de trabajo.

En el último, se realiza la construcción de un salón comunitario para funcionamiento del comedor, de una panadería y centro de atención y ayuda comunitaria. Las herramientas habían sido adquiridas el año pasado, por un monto de alrededor de $50 mil.

Los hechos fueron repudiados, mediante un comunicado, por Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A),  CTA de los Trabajadores (CTA-T),  Asociación de Trabajadores del Estado (ATE),  Asociación de Docentes Universitarios San Luis (ADU), Asociación de Profesionales y Técnicos de la salud (APTS),  Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA),  Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE), Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (SiDIU),  Corriente Clasista y Combativa (CCC) Octubres, Somos Puntanos de Pie (PdP), Movimiento Evita y Movimiento Territorial Liberación (MTL).

“Ante el hambre y la pobreza, se han incrementado las labores de los proyectos comunitarios de trabajo productivo y social, en su mayoría, sostenidos por las organizaciones sociales”, recordaron los firmantes.

Y agregaron: “El trabajo de esas organizaciones en el territorio ha convocado y canalizando la solidaridad de la comunidad, con la ayuda de gremios, colegios profesionales, centros de estudiantes, clubes, etc. Por eso, resulta criminal y repudiable cada uno de los atentados que vienen sufriendo, tanto en San Luis como en el resto de las provincias, atentados que no cesan desde el inicio de la pandemia: hostigamiento sistemático, amenazas, incendios, robos y ataques a las personas y a las instalaciones de los comedores; campañas de difamación en las redes sociales y medios de comunicación contra las organizaciones sociales y sus referentes; intentos de infiltración y cooptación de sus integrantes con prebendas; etc”.

“Atentar contra los comedores barriales y las organizaciones sociales, no es, ni más ni menos, que atentar contra los sectores más humildes que han sufrido lo peor de la crisis desatada por el coronavirus”, cerraron.

× Whatsapp