Rodríguez Saá celebró la aprobación del marco regulatorio del cannabis como “un avance de la libertad”

El senador Adolfo Rodriguez Saá, celebró hoy sacar de la “clandestinidad” la producción del cannabis por su importancia medicinal  que le otorgará  “legalidad”, al participar en la sesión especial del Senado donde se dio media sanción a ley regulatoria para producir, comercializar y   exportar el cultivo, oportunidad en la que destacó el “enorme avance de la libertad”.

Rodriguez Saá, como presidente de la Comisión de Agricultura Ganadería y Pesca, que se desempeñó como cabecera en el debate legislativo, ofició como miembro informante de la normativa que cosechó 56 votos a favor, tras un intenso trabajo conjunto con las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Seguridad interior y Narcotráfico que recibieron informes de las distintas organizaciones y entidades vinculadas al tema.

“Esto es un enorme avance, sacamos de la clandestinidad un mundo de enorme importancia referido a la salud, y ponemos en la legalidad una actividad que será muy controlada y ajustada, por lo cual consideramos un avance enorme a favor de la libertad” enfatizó el legislador del bloque Frente de Todos.

Durante su exposición Rodriguez Saá, antes de dar paso a los senadores anotados en la lista de oradores, pidió al pleno que acompañara con su voto la aprobación del  nuevo marco  regulatorio de la cadena de producción, comercialización y  de exportación de la planta de cannabis, como así también de sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal,  que además incluye “la investigación científica y el uso industrial”, promoviendo el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial.

El legislador puntano, además destacó que con la nueva ley se permitirá “que las valiosas experiencias como las realizadas en Jujuy, San Juan, La Rioja y San Luis” se permitirá que “se transforme en la posibilidad de producir (cannabis) en cantidades suficientes de ser posible exportar los productos medicinales y terapéuticos”.

Rodriguez Saá, sostuvo que “el cáñamo era legal y se producía en nuestro país, pero la dictadura hizo clandestina a una actividad que en el mundo está aceptada, estamos sacando esa prohibición que va a permitir, ir cumpliendo con las normas de esta ley, y la producción del cáñamo”.

También citó un informe del ministerio de Desarrollo Productivo con una proyección hasta el 2025 mediante el cual se anticipa que “se crearán 10 mil nuevos puestos de trabajo” y aclaró que se alcanzará por año “unos 50 millones de dólares por exportación” del producto.

Rodriguez Saá, se encargó de informar que, tras el consenso a propuesta de los gobernadores de Jujuy y San Juan, se logró ampliar el Artículo 3° que dice “De conformidad con lo previsto por la Convención Única de 1961 Sobre Estupefacientes de Naciones Unidas, quedan excluidos del ámbito de aplicación de la Ley N° 23.737 y sus modificatorias, cáñamo, el cáñamo industrial y/u hortícola y sus producidos y/o derivados.

Indicando que el agregado establece que “En tanto, los cultivos autorizados dentro del marco regulatorio habilitado para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados previstos en la Ley 27.350 y el cannabis psicoactivo y derivados, contemplados en los artículos 1°, 8°, 12 y 25 de la presente, siempre que cuenten con la debida autorización estatal previa, no se considerarán estupefacientes a los fines de la ley penal”.

Rodriguez Saá, no emitió referirse a las cualidades ambientales, al sostener que “la planta de cannabis es un cultivo de gran adaptabilidad y beneficioso para el ambiente, con alta resistencia y adaptabilidad (baja demanda de trabajo mecanizado y bajos costos de producción)”, y que también “mejora la estructura del suelo con cualidades de recuperación de los cultivos que tiene huella de carbono negativa, que tiene la capacidad para extraer contaminantes y radiación del suelo.

Asimismo, aludió a la importancia del cultivo por “no demandar la utilización de herbicidas” dado que su raíz no permite el crecimiento de malezas y posee “alta tolerancia a las plagas y enfermedades”.

San Luis 24 Redacción Buenos Aires