Rusia destruye un deposito de armas enviado por los aliados de Ucrania

El Ejército ruso afirmó este miércoles que destruyó un depósito de armas suministradas a Kiev por países de la OTAN en el oeste de Ucrania, mientras más de 250 soldados rusos murieron en el último día en combates, según Ucrania, que sigue reclamando armamento de sus aliados occidentales para detener la invasión iniciada el pasado 24 de febrero.

“Misiles de crucero Kalibr de alta precisión destruyeron cerca de la localidad de Zolochiv, en la región de Leopolis, un depósito de armas extranjeras suministradas a Ucrania por países de la OTAN, concretamente obuses M777 de 155 mm”, señala un comunicado del Ministerio ruso de Defensa.

Maxim Kozitski, gobernador de la región occidental de Leopolis (también llamada Lviv), donde se encuentra Zolochiv, dijo en un mensaje de Telegram que la defensa antiaérea ucraniana había derribado un misil ruso sobre la ciudad el pasado martes y que seis personas resultaron levemente heridas en el episodio.

A diferencia del este y el sur de Ucrania, azotados por los combates entre rusos y ucranianos desde hace tres meses y medio, el oeste sólo ha sido blanco de ataques esporádicos por parte de las tropas rusas, y que mayoritariamente apuntan a instalaciones militares que reciben armamento occidental.

La ayuda de otros países a Ucrania

Estados Unidos entregó en las últimas semanas a Ucrania varias baterías de obuses M777, piezas de artillería de última generación utilizadas hasta hace poco por el Ejército estadounidense en Afganistán, reseñó la agencia de noticias AFP.

Sin embargo el presidente de Ucrania Volodimir Zelenski exhortó a los occidentales a enviar “más rápido (…) más armas y equipo militar” porque, dijo, “los rusos tienen 10, 100 veces más”.

“Sólo hemos recibido un 10%” de las armas que Ucrania “necesita”, y sin las cuales “no podremos ganar esta guerra”, lamentó por su parte la viceministra de Defensa de Ucrania, Anna Maliar.

Kiev clama por apurar una decisión sobre un incremento de la entrega de armas de parte de sus aliados occidentales, indicó el consejero de la presidencia ucraniana.

“Recibo diariamente mensajes de nuestros combatientes diciendo: ‘Aguantamos, pero dígannos cuándo llegan las armas'”, dijo en Twitter Mijailo Podoliak.

“Y yo les hago la misma pregunta (…) Bruselas, estamos esperando una decisión”, dijo, antes de una reunión de responsables europeos con el secretario de Defensa estadounidense Lloyd Austin sobre la cuestión.

Esta reunión se celebra dentro de un “grupo de contacto”, creado a instancias de Washington en abril para ayudar a Ucrania a resistir la invasión rusa lanzada el 24 de febrero. El encuentro reunirá a los ministros de Defensa de los países de la OTAN y también a los de países aliados como Suecia y Finlandia.

La repsuesta del ejército ucraniano

Este miércoles, las Fuerzas Armadas de Ucraniaanunciaron que mataron a más de 250 soldados rusos en combates durante el último día.

De esta manera elevaron a cerca de 32.750 el total de militares rusos muertos desde el inicio de la guerra, el 24 de febrero último, una estadística que Kiev difunde diariamente pero que carece de fundamentos objetivos, de acuerdo con estimaciones de los propios aliados occidentales.

El Estado Mayor del Ejército de Ucrania detalló además -en un mensaje publicado en Facebook y reproducido por la agencia Europa Press-, que hasta ahora han sido destruidos 1.440 carros de combate, 722 sistemas de artillería y 230 lanzacohetes múltiples autopropulsados y blindados.

El conflicto, su impacto en los precios de los commodities y el bloqueo de millones de toneladas de granos en el este de Ucrania dispararon las alertas de una crisis alimentaria global.

La vice primera ministra rusa Victoria Abrámchenko dijo este miércoles que su país suministrará alimentos a África del Norte, Medio Oriente y Asia, a pesar de la guerra con Ucrania.

“Somos un socio responsable y encontraremos un modo de garantizar el suministro de alimentos” dijo Abrámchenko al canal RBK, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El escenario diplomático

Un eventual nuevo frente se abrió cuando el presidente de China, Xi Jinping, garantizó a su homólogo ruso Vladimir Putin que Moscú cuenta con el respaldo de Beijing en materia de “soberanía y seguridad”.

Lo hizo durante una charla telefónica mantenida este miércoles, informaron medios estatales chinos.

“China desea seguir apoyando a Rusia en cuestiones (…) como son la soberanía y la seguridad y en otros temas que representen un interés fundamental y una preocupación mayor”, dijo Xi, según la TV pública china, durante la conversación con Putin, la segunda desde que comenzó la invasión rusa.

China no ha condenado la invasión rusa al país vecino y ha sido acusado de suministrar un apoyo diplomático a Moscú, criticando las sanciones occidentales y el suministro de armas a Kiev, reseñó la agencia de noticias AFP.

Durante la charla, Xi mostró su satisfacción por el “buen momento de desarrollo” de las relaciones bilaterales desde comienzos de año en un contexto de “agitación y cambios mundiales”.

También mostró su deseo de “intensificar la coordinación estratégica” y “fortalecer la comunicación” con Rusia, según las mismas fuentes.

El presidente de Francia, por su parte, instó a Moscú y Kiev a realizar negociaciones en cuanto se logre establecer una tregua.

“Llegará un día en que ayudaremos a Ucrania a resistir (…), cuando se establezca un alto el fuego, tendremos que comenzar a negociar. El presidente de Ucrania y los miembros del Gobierno tendrán que negociar con Rusia”, dijo Macron -de visita en Rumania- en una rueda de prensa conjunta con su homólogo rumano, Klaus Johannis.

El líder francés destacó que en ese momento los europeos también se sentarán a la mesa de negociaciones, para actuar como garantes de la seguridad.

Macron llegó el pasado martes a Rumania, entre otras cosas, para reunirse con los militares franceses que se encuentran en el país como parte de una misión de la OTAN.

Fuente: Telam