Sabalich, el femicida que no fue, piensa seguir su vida en Quines y traer a su hija

 

AUDIO: OLGA IBARRA (TÍA DE SABALICH) {mp3}ibarra19042019{/mp3}

 

Lejos quedó aquella conferencia de prensa que dio la fiscal chaqueña Liliana Luppi en la que anunció que sobre Cristian Sabalich pesada una orden de captura nacional e internacional. La acusadora creía -al igual que el Procurador chaqueño, su jefe-, que con la detención de Sabalich el violento doble femicidio en la localidad de Machagai quedaría resuelto.

 

 

Ese mismo día Sabalich cayó detenido en Quines. Caminaba por una calle de la zona del barrio Estación. Todavía está detenido en la comisaría de esa localidad a la espera que una comisión policial chaqueña lo lleve a declarar, una posibilidad que se diluye día tras día a la vez que se robustece su presunción de inocencia.

 

 

Sabalich era novio de Magdalí Romero, de 22 años, una de las víctimas del doble femicidio. La otra joven es Elizabeth Romero, de 18. Según la autopsia, ambas fueron degolladas.

 

 

“Nosotros llegamos a Quines hace tres años y medio. Cristian llegó el 30 de marzo. Habíamos salido del Chaco el 28, estuvimos todo un día en Rosario porque no había colectivos y el Viernes Santo llegamos a Quines”, resumió la tía del femicida que no fue, Olga Ibarra.

 

 

Fueron esas pruebas más el registro de llamados y hasta una foto en que se lo ve a Cristian con un familiar a punto de comer un asado lo que hizo que la Justicia chaqueña prácticamente dejase de hablar de Sabalich como el autor del doble femicidio menos de veinticuatro horas después de su detención.

 

 

Ibarra dijo que su sobrino es “un muy buen carpintero” y que decidió abandonar Chaco porque “allá no hay nada de trabajo”.

 

 

Sabalich –contó su tía-, tenía como objetivo inmediato traer a Magdalí y a la hija que tenía en común lo antes posible a Quines. “Habló con ella un par de veces. Después la llamaba y no atendía. Le escribía ´hola´y no le contestaba. Andaba mal. Hasta que mi cuñado me dio la noticia (del hallazgo de los cuerpos) pero yo no me animaba a decirle”, narró Ibarra.

 

 

Hoy en la Fiscalía de 25 de Mayo comenzará a sustanciarse la investigación contra los dos detenidos por los homicidios: Héctor Sebastián Sosa, de 28 años y Josué Miguel Luna, de 33. Ibarra dice que no tiene idea de quiénes son.

 

 

“Cristian tiene que seguir acá en Quines porque en Chaco no hay nada de trabajo. Quiere traer a su hija, que está con la abuela. La justicia se apuró porque no tenía nada y les resultó más fácil apresar al marido que investigar”, dijo la tía.